¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

TERCER GRADO PENITENCIARIO

TERCER GRADO PENITENCIARIO

Rafael del Barco Carreras


Barcelona 18-11-2014. Al igual que en cualquier expediente, concesión, o trámite oficial, existen tres métodos para su obtención con todo un abanico de variantes por procedimiento:

1.- Doctrina De La Rosa, donde ni se atienen a los dos meses iniciales que marca la ley para la “observación” y “valoración” del interno o penado, y hasta se le traslada a la prisión en que los vientos sean totalmente favorables.

2. - Doctrina Matas o Piqué Vidal, donde desde la dirección general de Instituciones Penitenciarias (en Cataluña competencia de la Generalitat) se dictan todos los condicionantes del muy complejo expediente que la comisión de estudio y concesión de cada cárcel completará rápidamente, y en apenas pasado un día del plazo mínimo, el penado ya saldrá a la calle para volver al atardecer a dormir a las dependencias carcelarias destinadas para ese tipo de cumplimiento.

3.- Doctrina para la gran masa de desgraciados en los que la arbitrariedad de los “técnicos”, médicos, psicólogos, criminólogos, asistentes sociales, o funcionarios y la propia dirección o subdirección de la cárcel, más la lentitud de las direcciones generales añadida a la de los juzgados penitenciarios, conducirá a la desesperación.

Dentro del último capítulo existe la variante del que paga un bufete “especializado” (el 99,9 % de los casos en negro) en “derecho penitenciario”…  y el “robagallinas” al que sólo le queda rezar.

El procedimiento es el mismo desde que en el franquismo se legisló sobre la clasificación de los internos por grados penitenciarios: el terrible Primer Grado, el desesperante Segundo Grado, y la práctica libertad del Tercer Grado. Y cada grado con sus correspondientes subgrados. Desde el encierro total del Primer Grado a la total libertad del Tercero hasta la deseada Libertad Condicional.

Desde entonces, en que cabe destacar la compra-venta de grados por parte de Pilar Pato, que por los 80 ejercía de semidios (letrado jefe) en el Departamento Técnico de La Modelo, con un funcionario o un preso que mecanografiaban sus apuntes tras unos minutos con el interno, y con un formulario-cicloestil de menos de dos hojas por una sola cara decidía quién “viajaba” a un penal y quien “salía en libertad”, a ahora en que el expediente se subdivide en múltiples carpeta-estudio y carpeta-expediente para la firma en las comisiones, direcciones, y juzgados penitenciarios, se puede afirmar que la “filosofía” no ha variado. Entonces ocupaban más espacio las firmas de la superioridad ¡que siempre firmaba! que el “estudio” con unas líneas sobre la sentencia, la integración familiar y social, clasificación “psicológica”, y comportamiento carcelario.

Pasaron décadas en que ni siquiera los abogados no especializados en Derecho Penal tenían idea de ese peculiar submundo, la Prensa poco o nada comentaba, y el Pueblo o Calle se atenía al eterno tópico de que con dinero se entraba ¡si se entraba! por una puerta y se salía por otra. Pero la generalizada corrupción, con hasta ministros en la cárcel, y la amenazante y masiva llegada de altos cargos y políticos o empresarios y financieros, ha despertado interés en el mecanismo para la rápida obtención de la perdida libertad.     

Me insisten, premisa general en todas las tertulias y medios, que no todos los funcionarios y políticos son corruptos. Es más, que la inmensa mayoría son decentes e insobornables, a lo que solo tengo una respuesta: que para burlar todas las leyes sólo se necesita un reducido número de corruptos que bien organizados y con la indiferencia de los demás (que si se oponen les trasladan) manejen departamentos y Poder.

El juez alega la 'sensación' de impunidad para revocar el tercer grado a Matas



Rapidez y arbitrariedad en la concesión… y hasta en la rectificación. Matas se sentía “impune” cuando con o sin Urdangarín vaciaba las arcas públicas que le cayeron a mano, y completó su “impunidad” al verse en prisión. Alegar por parte del juez de vigilancia penitenciaria ese generalizado sentimiento no me parece muy “jurídico”.  

Curiosidad añadida, según LA SEXTA TV:

EN CATALUÑA HAY 2.235 PERSONAS EN PRISIÓN CON CONDENA QUE NO SUPERA LOS DOS AÑOS

Y en ARA:

El temps que Josep Lluís Núñez passarà a la presó: entre unes setmanes i un any i mig

LAURA DÍAZ-ROIG Barcelona
L'expresident del Barça ha ingressat a Quatre Camins per complir una pena de dos anys i dos mesos de presó, però podria obtenir el tercer grau en poques setmanes o mesos

Diría que no cometerían un “fraude de ley” si a Núñez con 83 años le otorgaran el tercer grado con la mayor rapidez posible, para que no se repitiera otra muerte como:

29 Mar 2011

A sus 73 años, Luís Dalmau Albert ingresaba en el Centro Penitenciario Lledoners de Sant Doan de Vilatorrada, Barcelona, por un delito fiscal cometido hace ahora 16 años. Sus últimos meses de vida han sido un auténtico ...




LA VOZ CHANNEL