2. EL LAMBORGHINI B-7827-WG Y EL CONSELL NACIONAL DE CONVERGÈNCIA

2. EL LAMBORGHINI B-7827-WG Y EL CONSELL NACIONAL DE CONVERGÈNCIA,

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-3-2015. Nadie aclara que hacía la pasada semana Jordi Pujol Ferrusola con un paquete de 10.000 euros en un Lamborghini cerca de Latour-de-Carolt. Si fueran billetes de 500, que según su ex novia acostumbraba, el atestado de la gendarmería francesa no mencionaría un paquete, 20 billetes caben en el bolsillo interior de la chaqueta. Publicar que blanqueaba dinero es una tontería, lo más probable, repito, que saliera de Andorra tras reponer su liquidez para gastos de bolsillo, y novelando la escena la policía española avisara a la francesa suponiendo una cantidad mucho más elevada. 
  
Escena surrealista  que hoy ante la Comisión Pujol no responderán  Oleguer o Josep, éste declarando por videoconferencia desde Nueva York, ni menos Mireia, la independentista ex bailarina y fisioterapeuta. Por muy avenida que esté la familia, según afirmó Pere, negando que formaran un clan, no corresponde preguntar sobre el legal incidente en el sur de Francia. Hoy digo surgirán preguntas sobre miles de millones de euros y oscuros fondos de inversión que compran hoteles en Canarias u oficinas del Banco de Santander Bankia y otros, o sobre grandes empresas tipo INDRA, con pelotazos y presupuestos a la Generalitat, que al igual que el propio Jordi junior, Oriol, Pera, y Marta, justificarán dentro de sus respectivas profesiones empresariales. Sobre la herencia o deixa no declararán por hallarse bajo secreto de sumario.

Soltando la imaginación a su estilo, podríamos acudir a la épica del independentismo, o aquello de que la Historia la escribe el vencedor:

Si dentro de un año, profetizado el sábado en el Consell de CDC, alcanzan la independencia, bien pudieran reivindicar a su fundador y jefe absoluto, reconvirtiendo su depredador entramado financiero en la necesaria y partisana organización financiera del movimiento independentista. La lucha en la sombra. Mártires. Si 1714 fuera una guerra por la independencia y libertad de Cataluña, por qué no hacer de los Pujol los absolutos luchadores, enalteciendo de nuevo la figura sin la cual el partido no tiene sentido, por mucho que se refunde. El mito de los forjadores de la Catalunya moderna enterrando además el tópico de la Gran Corrupción, o la quiebra fraudulenta de las caixas y la propia Generalitat.

El imperio financiero del Clan Pujol no pudo surgir ni de la fantástica herencia del abuelo Florenci, ni del genio financiero de sus nietos, necesitó decenas de gestores y cientos de encubridores, al igual que los dirigentes de CDC creados por el dedo de Pujol, y tras la independencia deben reinventar a su ídolo o capo.

Erigir de nuevo la estatua de Premiá, demolida por fanatizados iconoclastas, y otra de mayor dimensión, sustituyendo el obelisco en la Diagonal-Paseo de Gracia, o ante el, sospechosa y rápidamente clausurado por sus propios sectarios, Centre d´Estudis Jordi Pujol.

"Catalunya necesita una hoja de ruta seria",  decía este fin de semana el líder socialista Miquel Iceta, hijo político de Narcís Serra, que sobre Catalunya Caixa y el Tripartito o los negocios sociovergentes, no dice nada…

Y sobre el Lamborghini, puntualizando que no era un Miura:


@rafaeldelbarco segun consta en auto de la Audiencia Nacional es un Diablo 132 SE pic.twitter.com/PsQjW8T2kg