Diez trucos para alargar la autonomía de la batería del ordenador portátil.

Diez trucos para alargar la autonomía de la batería del ordenador portátil.

El ordenador portátil debería cumplir por encima del resto de cualidades técnicas con una de naturaleza bastante básica: una duración de la batería que garantice la verdadera autonomía de esta herramienta de trabajo para muchos. Aunque muchos fabricantes aseguran en el momento de la venta un número de horas de vida, en la práctica, un uso desmedido o poco recomendado de algunos programas y complementos disminuyen en gran medida su carga real. 

Autonomía real de la batería del ordenador portátil. Autonomía real de la batería del ordenador portátil.

De tres a cinco horas suele ser el ratio en el que se mueve la autonomía habitual de los ordenadores portátiles. Aunque las largas jornadas laborales fuera de casa suelen exigir que terminemos conectándolo a la corriente, en la mayoría de las ocasiones suele ser antes de lo que se suponía.
Rara vez es culpa de los fabricantes. Salvo la comercialización de algún terminal con algún fallo de fábrica, normalmente la paulatina reducción de la batería de los portátiles, según explican varios informáticos a La Buena Vida, suele derivarse de un mal uso de la energía del pc y de no cumplir con algunas recomendaciones del fabricante.
La primera de ellas, casi constante en todos los modelos del mercado, es el consejo de, antes de cargar el dispositivo por primera vez, descargarlo por completo. A continuación, conectarlo a la corriente eléctrica para cargar la batería del todo.
En posteriores usos, otra de las recomendaciones del fabricante es evitar, en la medida de lo posible, volver a descargarlo del todo.
Sin embargo, seguir estos consejos no garantiza la perdurabilidad de la batería como el primer día.
Existen factores que dependen del software, el hardware y la navegación que, sin saberlo el usuario, consumen energía por encima de la media.
Para conseguir ampliar lo máximo posible la autonomía de tu ordenador portátil, los expertos consultados recomiendan seguir los siguientes consejos:

-- Cuanto menos brillo en la pantalla, mejor. Las pantallas es recomendable programarlas con el menor brillo posible. Este brillo, del mismo modo que ocurre en los teléfonos móviles, implica un consumo muy elevado de energía, más aún si se trata de una pantalla de última generación LCD retroiluminadas.
-- No utilizar ratón USB. Aunque suelen ser los más elegidos por los usuarios por su ergonomía y comodidad, estos accesorios conllevan un consumo importante de batería. Los expertos recomiendan utilizar, en la medida de lo posible, los cursores táctiles incluídos en el teclado del ordenador. Lo mismo ocurre con teclados o cualquiero otro periférico conectado a los puertos USB Aunque estén apagados, consumen.
-- Desconectar el wifi cuando no se utilice. Las conexiones inalámbricas a redes wifi o Bluetooth son grandes fuentes de agotamiento de la batería. Tener desactivadas todas las opciones de conectividad posible es fundamental si queremos alargar la autonomía de nuestro ordenador.
-- Mejor utilizar fondos monotonos que fotografías. Las fotografías utilizadas como fondo de escritorio consumen más energía que los fondos colores monótonos y apagados. Las fotografías, caracterizadas por su gran variedad de tonalidades y colores vivos, son por esta razón consideradas gráficos complejos. Por esta razón es más conveniente sustituirlos por fondos simples y de colores preferiblemente apagados.
– Hibernar el portátil antes que apagarlo. Hibernando el ordenador se consume menos batería que apagándolo y volviéndolo a encender. Este truco es muy recomendable para momentos en que vamos a descansar durante unos minutos o a la hora de la comida.
-- Garantizar una correcta ventilación. La ventilación del ordenador es fundamental. Para ello, la superficie en la que lo ubiquemos para trabajar debe ser lo más recoemndable posible. Cuánto menos sea capaz el dispositivo de ejecutar una correcta ventilación, mayor será el calentamiento y menos durará la batería.
-- Pocas pestañas abiertas en el navegador. Cuántas más pestañas haya abiertas en el navegador, más “esfuerzo energético deberá realizar para mantenerlas actualizadas. También es recomendable desactivar en las opciones del navegador la aparición de pop-ups o ventanas emergentes.
-- Evitar tener abiertos programas que no estamos utilizando. Normalmente, se tienen instalados en el ordenador programas que se inician automáticamente con el encendido del pc. Aunque quedan en un segundo plano, es mejor apagarlos.
-- Evitar programas complejos para trabajar. Es preferible, a la hora de editar textos, con programas como TXT, antes que con otros más complejos como Word u Open Office, uno de los que más consumen al trabajar sobre la plataforma Java. PDF también es mejor evitarlo, así como el resto de programas desarrollados por Adobe.
-- Ni editores de imágenes ni de vídeos. Las imágenes y los vídeos, como se explicaba con anterioridad, son considerados gráficos complejos y, por lo tanto, grandes consumidores de energía. Programas como Photoshop o Indesign provocan un gran descenso de la autonomía del portátil.