Programa espía de Hacienda en las redes sociales.


Programa espía de Hacienda en las redes sociales.


No sé si estará activo ya o no, pero parece ser que el programa espía de Hacienda es una realidad. Otra forma de hurgar en nuestras intimidades con la excusa de la búsqueda del fraude fiscal. Como siempre, les resulta más rentable perseguir al ciudadano medio que a ciertas corporaciones. Si lo pueden hacer con un programa, sin dar un palo al agua, y además recaudar, ¿qué más quieren?

#programa espía de Hacienda
Programa espía de Hacienda... cuidado con lo que publicas en la red.
No se trata de que busquen (que también) anuncios de actividades no declaradas, de lo cual ya comenté algo hace un tiempo, sino que pretenden sacar conclusiones de las fotos que publica la gente... ¿qué hace ese tío en las Bahamas si resulta que es albañil mileurista? o ¿ese coche no es demasiado caro para uno que dice que está en el paro? En fin, no sé cuál será el resultado de todo esto, pero sinceramente, me parece una forma patética de «luchar contra el fraude».

¿Es nuevo lo del programa espía de Hacienda?

De todos modos no es nada nuevo, ya hace tiempo que los señores de Hacienda hurgan en las redes para ver si pillan cacho, la diferencia está en que ahora lo robotizarán para poder tener acceso a mucha más información en menos tiempo. También buscarán relaciones entre personas o empresas, posibles intercambios comerciales no declarados y, en definitiva, cualquier cosa que llame la atención para luego mirar más a fondo.
También hojean periódicos y revistas en busca de esa foto llamativa que pueda hacer suponer un alto nivel de vida de un contribuyente que quizás en su renta no declare tanto como parece que gaste. Y no sé si será cierto o no (creo que sí), pero el señor Santiago Menéndez, director de la Agencia Tributaria, alardea de que la Administración española es puntera en Europa en cuanto a la información fiscal de los contribuyentes que maneja.
Y para los que ponen en duda mis comentarios sobre las «comisiones» de ciertos funcionarios... La propia Agencia Tributaria afirma que 2014 fue el año con sus mejores resultados gracias ¡al programa de incentivos y a su retribución vinculada a resultados! Bien, lo dicen ellos,  no lo digo yo. Lo que yo digo es que la productividad de un funcionario no se puede medir de esta manera sin menoscabar la seguridad jurídica del contribuyente. Si además chulean con ello... pues eso, que me parece MUY MAL.

Ramón Cerdá