¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Reserva de nivelación para empresas de reducida dimensión,


Reserva de nivelación para empresas de reducida dimensión,


Una de las novedades del Impuesto de Sociedades para el 2015 es la reserva de nivelación para empresas de reducida dimensión. Ya anticipo que me parece una grandísima tontería, pero igual puede ser interesante para alguien acogerse al sistema. Intentaré explicarlo de una manera sencilla:

¿La reserva de nivelación es una reducción del Impuesto de sociedades?

Sí... y no. Por eso digo yo que me parece un sistema bastante tonto. De lo que se trata es de que a partir de la declaración del Impuesto de Sociedades de 2015 (el que se presenta en 2016), se puede reducir un 10% la base imponible positiva con un límite anual de un millón de euros.
#reserva de nivelación
Reserva de nivelación o tontería supina
Evidentemente al reducir un 10% la base imponible, el importe a pagar se reduce proporcionalmente. Hasta ahí parece algo interesante, pero no nos equivoquemos, no es una reducción de impuestos... solo es un aplazamiento. De hecho la reducción no es definitiva y la empresa deberá devolverla:
1.    Si en los cinco años siguientes la empresa está en pérdidas, deberá computar la reducción como una mayor base imponible y compensarla con las bases negativas que se vayan obteniendo.
2.    Si no hay pérdidas en ese plazo se tendrá que integrar el exceso en la base imponible del período en el que finalice el plazo de los cinco años.

¿Para qué sirve la reserva de nivelación?

Lo cierto es que está pensada para anticipar la compensación de bases imponibles negativas (ojo: hasta el 10% de los beneficios obtenidos), pero algunos expertos recomiendan (yo desde luego no lo recomiendo) aplicarla incluso si no está previsto tener pérdidas porque supone un ahorro financiero.
Lo que yo pienso de la reserva de nivelación
Es algo así como una merienda de negros. Un nido de problemas futuros y de posibles sanciones ocultas por divergencias de interpretación con Hacienda. ¿A cambio de qué? De nada. Si hablamos del ahorro financiero, hay que tener en cuenta que se refieren al hecho de que una parte del Impuesto de Sociedades de cinco años se va aplazando sin intereses ni recargos, cierto, pero a los cinco años habrá que pagar lo que corresponda de ese año, más los atrasos de los cinco años anteriores... ¿Nos vendrá bien hacerlo entonces? ¿Y si, tras cinco años, se nos despista?
Creo que esto de la reserva de nivelación lo han puesto de relleno como una gran mejora del Impuesto de Sociedades y al final queda en nada. Que cada cuál haga lo que quiera o lo que le aconseje su asesor de confianza, pero desde luego yo no lo voy a aplicar.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL