ARTUR MAS, JAVIER DE LA ROSA, Y JUAN PIQUÉ VIDAL.

 ARTUR MAS, JAVIER DE LA ROSA, Y JUAN PIQUÉ VIDAL.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 23-6-2015. Habitual en Artur Mas convierte el divorcio con UDC, y nombramientos de vicepresidenta y tres nuevos consejeros, en una fiesta mayor. Subtítulo de TV3:

UN GOBIERNO 100% INDEPENDENTISTA.

LAS ELECCIONES SON EL REFERÉNDUM, REPITE.


"NO SE HA DE TENER MIEDO POR LAS 


PENSIONES"


Para que nada desentonara su gran recepción en Palacio,  la Comisión Pujol se ha controlado a la perfección. Javier de la Rosa, cual efigie, tal como en principio ha anunciado, no ha contestado a ninguna pregunta, y para no romper la tendencia de los que también anunciaron no declarar, se ha enfado. El parlamentario de Ciudadanos Garrigosa, en una de tantas preguntas, afirma unas cifras entregadas a CIU y al propio Pujol, según declaración pública de De la Rosa. Abronca al parlamentario, ¡mentira! Algunos parlamentarios sonríen. Parecía que contestaría cuando Garrigosa se ha atrevido a preguntarle cuánto sumaban sus condenas y cuánta cárcel real, descontando “terceros grados”. A ¿los nacionalistas le han tratado mal? tampoco contesta. Ni al de qué vive, y si tiene dinero en el extranjero. Silencio total el resto de la hora y media. Un insulto a la institución, repitió la representante de CUP, a quién también interrumpió con un ininteligible exabrupto.

Desilusión en los diputados ante el “empresario modelo” de Pujol, que si bien han preguntado hasta rozar los 80, el absoluto silencio que a tenor de sus notas y carpetas parece no esperaban, les ha inhibido. La astracanada de sus confesiones al pequeño Nicolás, o en principio al juzgado, más silencio y otro susurro, ¡mentira!

Tras hora y media de directo en TV3, muy incómodo por superposición de las voces, se acaban las verdades o mentiras de De la Rosa.

Y a las 11 h. aparece puntual Juan Piqué Vidal. La antítesis de Javier, dispuesto a contestar cualquier tema que no roce su secreto profesional, por lo tanto ni preguntar sobre su cliente De la Rosa. Recuerda que fuera profesor de Derecho Penal en la universidad. Un video que consultaré varias veces porque en principio,  aunque no se aparta de viejos guiones, surgen contradicciones.

Ha apabullado. Defendiendo a Pujol, o a él mismo, lanza un alegato y  panegírico del Caso Banca Catalana, con el consabido ataque de Madrid un mes después de ganar CIU las elecciones. Total falta de pruebas, y sobre la contabilidad B, y pago de extratipos en negro, que en el caso de Catalana se contabilizaban a través de sus sociedades, dice, era un generalizado proceder, sabido y callado por el Banco de España. En cuanto las acciones desaparecidas, presuntamente de Pujol, alega no saber más sobre el caso que los papeles estrictamente oficiales. Ninguna relación posterior con Pujol, ni con sus hijos. No cobró su defensa, dice. Y con Prenafeta y Macia Alavedra, una corta relación estrictamente profesional. Cenó con Alavedra porque le pidiera su intervención ante el juez Pascual Estevill. Absolutamente ninguna relación con Artur Mas. Sobre el caso Planasdemunt no sabe nada. Mentira todo lo que se cuenta, sin pruebas, repite una y otra vez.

Alaba a los jueces que dictaron sentencia absolutoria en Banca Catalana, a los que recomendaba leer los papeles. Y en general a los jueces, aunque tengan sus tendencias como todos los humanos, dice. Alecciona de cómo plantear las defensas según esas tendencias. Niega haber regalado pisos a magistrados, ni él ni su mujer, e ignora si regalaron sociedades administradas por sus testaferros. Preguntado sobre los jueces Lorenzo Penalva y García Lavernia, admite que perdió el caso en el Supremo, y nada más. Acusa al bufete Cuatrecasas de haber contratado a uno de sus mejores colaboradores… oficiales.

Sobre la “deixa” o herencia, entiende a Pujol, al igual dice que todos quienes vivieron la inseguridad de la guerra y posguerra. Él la hubiera declarado antes pagando una multa. Pero no cuenta que ese “antes” no existía porque la “impunidad” no necesitaba de “herencias”. Solución sacada de la manga cuando digo los ordenadores de Hacienda acorralaron a la familia. A la pregunta de si tiene cuentas en el extranjero, contesta que no.

Puesto a achacar a Madrid, y fiscalía, sus dos condenas son verdades oficiales pero mentiras reales. Él no extorsionó a nadie, muy al contrario pretendió la defensa y libertad de sus clientes. Ni menos traficar o blanquear 2.000 kg. de cocaína, aceptando el año de cárcel frente la posibilidad de una condena. El “malo” en las extorsiones era Luis Pascual Estevill, con el que estaba enemistado desde que ejercía de abogado. Dice que las sentencias se pueden anular, y que una declaración de Pascual Estevill, daría la base. Afirma que en España se anulan 300 sentencias al año. Se alegró cuando se fue  a Madrid al CGPJ. Versión Pujol, que  insisto no añaden que le encargaron la inspección de los juzgados de Barcelona. Gran fiasco durante unos meses. Cita una conspiración de empresarios contra él, encabezada por un tal Marugán, que ahora está en las ITV, afirma. Otra versión Pujol, se repite sobre la ayuda de la fiscalía, dirigiendo los casos “interesantes” al juez con torticeros recursos en los juzgados de guardia. Cuenta también el enredo de una cuenta en Suiza anotada en una servilleta, que no sabe ni quiso saber cómo terminó.

Le envidio la capacidad demostrada a sus 81años. Aunque sobre la condena a su secretario Antonio Piñol, no recordaba, afirmando que le condenaron por revelación de secretos. Y sobre el incendio de Vandellós, tampoco recuerda y niega pagos, porque además manifiesta lo llevó un abogado del bufete que no recuerda le hablara de pagos y arreglos especiales. También se enfada cuando le acusan de “memoria selectiva”. Dos horas largas que me reafirman en todo lo escrito sobre semejante sinvergüenza. Otra burla a la institución según la CUP.


Se anuncia para otro día la comparecencia de Luis Pascual Estevill… con los tres juntos el hedor hubiera resultado insoportable, hasta para el ficticio triunfo de Artur Mas…