¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Palabras constitutivas de delito. Tendremos que empezar a preguntarnos cuáles no lo son

Palabras constitutivas de delito. Tendremos que empezar a preguntarnos cuáles no lo son

Cuando digo yo que la libertad de expresión va a menos cada día, creo que no exagero en absoluto. Siempre hay alguien dispuesto a afirmar que las palabras son constitutivas de delito (las de los demás, por supuesto). Por lo visto hay muchos de esos que dicen defender la libertad que solo la quieren para ellos y prefieren que los demás estén amordazados a perpetuidad. Y ahora no estoy hablando de la ley mordaza. Me refiero a la denuncia (¿cómo no van a estar saturados los juzgados?) presentada por el colectivo de juristas «Drets», contra el expresidente del Gobierno, Felipe González, por haber comparado el proceso político actual de Cataluña con el de Alemania de los años treinta y con el fascismo italiano, en un artículo publicado en El País el pasado 30 de agosto.
Según estos señores de «Drets», lo que dijo Felipe González son palabras constitutivas de delito porque incurren en la banalización del nazismo y del fascismo, además de vulnerar de manera flagrante la integridad moral y el honor de los catalanes comprometidos con el derecho a decidir.

¿Hasta qué punto pueden ser esas palabras constitutivas de delito?

#Palabras constitutivas de delito
Todo parece que son palabras constitutivas de delito
El propio colectivo de «Drets» ya advierte públicamente que se muestra pesimista en relación a la posible actuación que tenga la fiscalía con respecto a la denuncia y aprovechan para arremeter contra el sistema añadiendo que este pesimismo viene dado por la nula voluntad de perseguir penalmente este tipo de conductas en el contexto del Estado español.
Y no es que yo esté defendiendo, ni a Felipe González, ni a sus palabras que, entre otras cosas, me importan bien poco. Pero lo que sí defiendo es su derecho a decirlas o publicarlas sin que estos señores vayan de inmediato con una denuncia a la fiscalía. Si nos ponemos así, es más que probable que muchas de las palabras con las que nos obsequia Mas a diario, sean también palabras constitutivas de delito... ¿No?
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL