Publicidad sexista en los tribunales

Publicidad sexista en los tribunales

Tengo claro que un nutrido sector de personas estarán en total desacuerdo conmigo con lo que voy a decir sobre la publicidad sexista y me arriesgo a que se me tilde de machista, pero hay ciertas actitudes que me parecen represivas y ridículas y tengo que decirlo. La publicidad; soy el primero en admitirlo, no siempre es muy adecuada, a pesar del supuesto autocontrol y todas las medidas que se tomen al respecto, pero su objetivo es vender un producto y, por lo tanto, desde el punto de vista práctico, para mí una publicidad será buena o no, en función de los resultados de ventas. Si estamos ante una publicidad ingeniosa y respetuosa que es una maravilla en todos los sentidos artísticos, pero quien la ve, al final no se acuerda de lo que estaban anunciando, tendremos que admitir que es una mala publicidad. En cambio hay muchos anuncios que, personalmente, me parecen desagradables, pero funcionan, o al menos lo hacen dentro de su público objetivo. Que me desagraden a mí no quiere decir que se tengan que prohibir, porque si vamos con esas, lo que se tendrá que prohibir al final será toda la publicidad.
#publicidad sexista
La publicidad sexista y las asociaciones feministas
No voy a citar anunciantes, pero si nos fijamos en muchos de los anuncios, especialmente los dirigidos a los más jóvenes, veremos que, entre otras cosas, se fomentan antivalores, como el egoísmo y el no querer compartir. Esos anuncios me parecen nefastos, pero no voy a acudir a la fiscalía porque no me gusten, creo que, por encima de todo, está la libertad de expresión y de mercado. Si una campaña es perjudicial para la empresa anunciante, ya se encargará la propia empresa de retirarla o modificarla.

¿Por qué llega la publicidad sexista a los tribunales?

Lo que me parece vergonzoso es el uso que se le da a los tribunales en muchos casos, incluyendo los asuntos de supuesta publicidad sexista. El pasado año, el Instituto de la Mujer de Madrid presentó una demanda por publicidad sexista contra Cementos la Unión, de Ribaroja, por utilizar la imagen de una mujer (virtual, ni siquiera era una modelo) esbelta en bikini para el anuncio del cemento. Se solicitó el cese de la publicidad y la prohibición futura de ese tipo de imágenes. La sección contra la violencia sobre la mujer de la fiscalía de Valencia también ha tomado parte en el asunto.
Mi opinión:
La publicidad sexista no tiene nada que ver con la violencia de género. Evidentemente, si en el anuncio hubiera un hombre pegando a una mujer, estaríamos hablando de otra cosa y supongo que a nadie se le ocurriría plantear un anuncio en esos términos, pero en estos anuncios de Cementos la Unión no hay violencia de ninguna clase. ¿Que no son los anuncios más apropiados del mundo?... Estoy de acuerdo, y el de Cementos la Unión precisamente, a mí no me gusta, pero de ahí a que vía tribunales se le exija la retirada, me parece aberrante.
El calendario Pirelli ha estado toda la vida en todos los talleres mecánicos y es evidente que las chicas en ellos fotografiados nada tienen que ver con las ruedas de los automóviles, pero han estado cumpliendo su función porque se han pasado todo el año haciendo publicidad estática en el lugar más adecuado. Además, comparado con otro tipo de publicidad, el calendario es una opción muy económica. Claro que también ha tenido sus críticas por publicidad sexista, y en cierto modo se han visto obligados a rectificar. Para el 2016, en lugar de modelos, Pirelli ha optado por fotografiar a mujeres con éxito. ¿Acierto o error? Tengo claro que esos calendarios interesarán mucho menos que los anteriores y, por lo tanto, el impacto publicitario será mucho menor, y al mismo tiempo (aunque esta vez no se quejarán las asociaciones feministas) sigue siendo tan sexista como los anteriores, solo que se destaca el éxito femenino y no las tetas.
Resumiendo:
1.- La publicidad de Cementos la Unión no me gusta.
2.- Creo que Cementos la Unión no incita a la violencia de género con dicha publicidad.
3.- Me parece aberrante y ridículo, no solo que se presenten este tipo de denuncias, sino que lleguen a aceptarse.
4.- Estaremos atentos al veredicto para seguir comentando.

Ramón Cerrdá