El dinero público regalado por Feijóo a Pescanova sigue sin retornar a las arcas públicas mientras el Sr. Sousa veranea a todo trapo con su yate enfrente de las rías gallegas.

El dinero público regalado por Feijóo a Pescanova sigue sin retornar a las arcas públicas mientras el Sr. Sousa veranea a todo trapo con su yate enfrente de las rías gallegas.

Pescanova denunciada por múltiples irregularidades recibe 12 millones de euros en subvenciones sin retorno por la Xunta gobernada por el PPdeG. Son estas las gestiones para la defensa del sector marítimo pesquero que pregona la Sra. Rosa Quintana Carballo en sus ponencias subvencionadas con dinero público.

Pladesemapesga exige una Comisión de investigación en el Parlamento Gallego y insta al reintegro del dinero público a las arcas de la Xunta de Galicia..

La Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia fue la iniciadora de la denuncia que puso al descubierto las irregularidades del Grupo Pescanova, uno de los mayores escándalos empresariales de España y el mayor de Galicia. Ahora pide a la clase política que se exija la devolución del dinero dilapidado de las arcas públicas.

La pesca en Galicia se hunde y el gobierno de Feijóo como respuesta regalaba 12 millones de euros a Pescanova, mientras el presidente del Grupo, Manuel Fernández de Sousa-Faro, es acusado de endeudar con 585 millones al grupo a través de Novapesca Trading que también preside el mismo, decía el comunicado emitido por Pladesemapesga hace un año, 17 de Marzo de 2013

El PP de Galicia regalo más de 12 millones de euros del dinero que no le pertenece "fondos públicos" en forma de ayudas a Pescanova, según figura en las resoluciones del Diario oficial de Galicia de los últimos años a los que sería necesario sumar las ayudas europeas, más las ayudas a las empresas subsidiarias del Grupo, lo que la convierte en la empresa que más dinero público a recibido de la Xunta de Galicia en la historia de la comunidad.

El PP de Galicia a través del Gobierno de la Xunta, en 2003 le concede 2,7 millones de Euros del dinero público para la "construcción de una granja marina de rodaballo en Mougás (Santa. Mª de Oia)" Pontevedra. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia declaro ilegal la planta  "por afectar e invadir terrenos de Costas". Con todo, el actual Gobierno de Feijóo en la Xunta pretende concederle el permiso para ampliarla.

El Centro nacional del Mercado de Valores da 10 días a Pescanova para que presente "hechos" sobre sus cuentas y presuntas irregularidades.

En el año 2002 la Comisión Europea ya abrió una investigación para determinar si la empresa Ultracongelados Antártida, con sede en Burgos y adquirida por Pescanova ese mismo año, se benefició de ayudas públicas que podrían ser consideradas ilegales al tratarse el receptor de un gran grupo empresarial.

Antes de comunicar el preconcurso, cada acción del grupo pesquero costaba en el parqué madrileño 17,4 euros y, en una jornada normal, solían intercambiarse alrededor de 100.000 títulos del grupo. Compraventa que se multiplicó por diez, y superó los 10 millones de acciones, cuando las acciones se desplomaron hasta los 6,3 euros. Unas operaciones que fueron gestionadas por algunas de las principales firmas de valores, como Renta 4, Gaesco Bolsa, Santander o Morgan Stanley.

Pescanova Portugal recibió 58.720.00 € de subsidios europeos para una planta de Rodaballo en Mira en Portugal

Novapesca Trading, presidida por Sousa, endeudo con 585 millones al grupo Pescanova que también presidía, creando una deuda multimillonaria entre empresas de del grupo por el mismo.

La trama de Pescanova comnzaba cuando la Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia ponía en conocimiento del Tribunal de Cuentas el 13 de Marzo de 2013 las irregularidades del Grupo destapando el fraude.

Pladesemapesga pone en conocimiento de la Fiscalía y del tribunal de Cuentas las presuntas irregularidades de la Empresa Pescanova

La CNMV asegura que "Pescanova tenía toda la porquería en la cuenta B".

"Pescanova tenía una contabilidad A y una contabilidad B. La B era más grande y toda la porquería estaba en la B". Son palabras de ayer de Elvira Rodríguez, que en un desayuno informativo, precisó, no obstante, que a simple vista, el caso de esta compañía era como el de otras, "con una contabilidad formalmente perfecta y un informe de auditoría limpio".

Rodríguez destacó que la CNMV no tiene "ninguna posibilidad" de conocer un suceso de este tipo con las herramientas con las que trabaja, ya que Pescanova era una empresa cotizada con recomendación de compra por parte de los analistas justo el día antes del preconcurso.

Según Rodríguez, tras detectarse sus irregularidades, el supervisor reaccionó rápido y envió al juez toda la información de la que disponía. "No había muchas cosas que investigar porque había muchos hechos demostrados. Le pudimos dar al juez toda la información que necesitaba y dimos una respuesta muy rápida. En estos casos hay que ser muy serios", apostilló.