Ley de seguridad ciudadana, otra vuelta de tuerca


Ley de seguridad ciudadana, otra vuelta de tuerca


Hace apenas unos días hablaba de las faltas de respeto a la autoridad, y sobre ese mismo asunto surgen más cuestiones con las nuevas propuestas que el PP va colando con su mayoría absoluta en la ley de seguridad ciudadana.
#ley de seguridad ciudadana
Más represión en la LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA
Hasta ahora, una persona podía ser sancionada por faltar al respeto a un policía en los casos en que este estuviera actuando en un dispositivo de seguridad de una manifestación. Interpretando restrictivamente el asunto, no parecía posible sancionar a nadie por faltar al respeto si el policía no estaba en uno de estos dispositivos de seguridad. En cambio, en la práctica, aunque no haya una sanción directa, sí que nos podían llevar a los tribunales (Juicio de faltas) como sería el caso que comenté en el artículo del pasado 21 de octubre sobre el incidente de Tráfico de un famoso futbolista.
Ahora bien, una de las próximas modificaciones de la ley de seguridad ciudadana rectificará sensiblemente un párrafo de la misma ampliando la posibilidad de sancionar en cualquier caso:
[box type="warning"]
Hasta ahora la ley dice lo siguiente:
«Las injurias o faltas de respeto y consideración que se realicen en una reunión o concentración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones, cuando estas conductas no sean constitutivas de delito»
Lo que quieren que diga:
«Las injurias o faltas de respeto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad ciudadana cuando estas conductas no sean constitutivas de delito»
[/box]
La diferencia es bien clara, ahora podrá sancionarse cualquier falta de respeto, sea o no en una manifestación. Eso nos pone todavía más en manos de toda esta gente porque bastará su palabra (recordemos que la de ellos vale más que la de un ciudadano corriente). Será suficiente con que digan que les hemos faltado al respeto para encasquetarnos una sanción de 600 euros.

Ley de Seguridad Ciudadana, cada vez menos libertades y más represión

Como la cosa siga así, pronto estaremos obligados a cuadrarnos ante cualquier policía y mantener la boca bien cerrada, no se vayan a ofender.
En total el PP ha presentado 25 enmiendas a la Ley de Seguridad Ciudadana. Si se aprueban todas, uno de los cambios será que el sancionado en faltas muy graves tendrá que esperar tres años en lugar de dos para solicitar la cancelación o rectificación de datos en el Registro Central de Infracciones contra la Seguridad Ciudadana.
También quieren eliminar el artículo 49, de manera que no será necesario comunicar la sanción en el acto.
Hasta ahora, para la licencia de armas se solicitaban los penales, ahora, además, quieren que sea obligatorio un certificado de buena conducta. Según dicen porque «pueden concurrir razones justificadas diferentes de los antecedentes penales como sanciones en materia de seguridad ciudadana por alteraciones del orden público que aconsejan denegar la concesión de una licencia de armas».
Ramón Cerdá