Prostíbulos y “coca”: los diputados se niegan a investigar sus viajes porque “coarta su libertad”.


Prostíbulos y “coca”: los diputados se niegan a investigar sus viajes porque “coarta su libertad”.


El "Club Gola", destino del viaje Canarias-Madrid del senador Curbelo (PSOE)
El "Club Gola", destino del viaje Canarias-Madrid del senador Curbelo (PSOE)

"No soy partidario de controlar la actividad del diputado que, en algunos casos tiene un carácter que, si no es secreto, al menos es discreto", ha declarado el presidente del Congreso, Jesús Posada (PP) y corroborado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso. Y los demás partidos del régimen han callado. No les falta razón: hay parlamentarios que en sus viajes han sido detenidos por tráfico de drogas (diputado cántabro Félix de la Fuente (AP), senador malagueño Enrique Bolín (PP), otros han organizado altercados en prostíbulos (el canario Casimiro Curbelo, PSOE), los hay incluso que se han suicidado al ser sorprendidos usando sus tarjetas del Grupo Parlamentario en locales de alterne (el aragonés Carlos Piquer, PSOE)... Otro colega, que llegó a presidente del Senado, presumía hace años ante un grupo de senadores y periodistas de confianza: conocía las mejores "salas de masaje" de toda España gracias a su tarjeta de viaje "gratis total" y se permitía incluso hacer recomendaciones. "Me cuesta menos ir en avión que coger un taxi", señalaba el citado parlamentario cuando se le desataba la locuacidad con alguna copa de más. Esa es la "libertad" que reclaman los diputados y senadores de la actual partitocracia: libertad para sustraer de esta forma dinero público sufragado por todos los demás ciudadanos, para visitar a sus amantes o novias en otras provincias o disfrutar de las mejores casas de citas. Leer más de esta entrada