LA CUP, CANDIDATURA DE UNIDAD POPULAR, Y LA COMISIÓN PUJOL


   
 LA CUP, CANDIDATURA DE UNIDAD POPULAR, Y LA COMISIÓN PUJOL
Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-12-2014. Cuando tras las elecciones autonómicas anticipadas del 25-11-2012 Artur Mas, en uno de sus geniales cálculos políticos, perdió 12 escaños, pasando de 62 a 50, y el PSC 8, de 28 a 20, subiendo ERC de 10 a 21, y apareció con 3 escaños la CUP, me dije que ese Parlament embarullaba ¡y mucho! la política catalana.

Por de pronto aparecían a mi entender tres parlamentarios sin raíces directas o indirectas con la Gran Corrupción. Gente limpia, anterior e inspiración del movimiento “indignado”, “okupas” y “antisistema”, les achacaban. La izquierda de la izquierda de ERC, Esquerra Republicana de Catalunya.

Con ERC pactando con Mas su presidencia, y a la vez erigiéndose cabeza de la Oposición, nada cabía esperar de ese nuevo Parlament en cuanto a poner patas arriba la Corrupción. A ERC le alcanzaba de lleno (al igual que a ICV con 13 escaños) el Tripartito gobernando la Generalitat con los socialistas de Montilla, responsables directos del expolio Catalunya Caixa, más demasiados ayuntamientos y la propia Generalitat en quiebra.

Otro Parlament presidido por Jordi Pujol desde la tribuna de invitados donde apareció en todas las ocasiones “históricas” ¡y otras menos “históricas”! hasta que acorralado se inventó la herencia de su padre el 25 de julio pasado.

Repasando en TV3 la presencia de Pujol en todos los comités de CIU, los plenos del Parlament, y discursos en infinidad de actos políticos y sociales de los últimos años se puede afirmar con toda rotundidad que seguía ¡o sigue! siendo el dueño absoluto de su Cataluña.

Poco a esperar en cuanto a una oposición real, más allá del desprestigiado en Cataluña PP con 19 escaños, y el solitario Ciutadans con 9. La partitocracia catalana no levantaría las alfombras, antes bien se sentaría encima con el total peso del independentismo.

La primera vez que presté atención y credibilidad al solitario fenómeno CUP fue cuando David Fernández arremetió sandalia en mano contra Narcís Serra"Vostè quant ha guanyat per enfonsar una caixa?" ¿Usted cuánto ha ganado por hundir una caixa?, le preguntó. Pose y pregunta que sin eco entre sus señorías se perdió en el aire. A nadie de los presentes le interesaba la mayor quiebra fraudulenta de la Historia de Cataluña.

Creí que la pasividad general y los pactos por la independencia se tragarían a David Fernández, cuando en noviembre pasado la CUP de Lérida se persona en la querella Catalunya Caixa. 80 millones desaparecidos entre el Ayuntamiento y Catalunya Caixa. En enero la sólida denuncia es aceptada por el juez, a la que según se anuncia desde Madrid seguirán las decenas que el FROB remite a Fiscalía. Terrenos y créditos donde no solo desaparece el dinero sino hasta la garantía ¡si la hubiere! de los terrenos. 

 Sandalia y denuncia les debió saber a poco, y entre el fragor del independentismo cuelan la “Comisión Pujol” que por imposición general titulan “Comisión de investigación sobre el fraude, la evasión fiscal, y la corrupción política”, un genérico título, repito, que bien abarca la total historia de Cataluña durante los últimos 35 años.

  Pactos por la independencia y pactos para la lista de comparecientes con David Fernández amenazando abandonar la presidencia de la ya creada Comisión. Presidencia discutida por PP y Cs por la entrega de la CUP al independentismo y secesión, incluso la declaración unilateral. CIU y ERC dan vía libre a los 200, destacando por su intencionalidad mediática Felipe González y Aznar, a cambio de la exclusión de Artur Mas.

Un chorro de agua helada a los que ilusionamos oír en el Parlament  la palabra Liechtenstein, o herencia de Artur Mas de muy desconocido origen. Y más frío ante los 200, en que me incluyen, que bajo las circunstancias actuales presumiblemente jamás declararemos…

Es de agradecer a la CUP la apertura de una web para únicamente la Comisión Pujol… veremos hasta donde alcanza:


La comissió d’investigació sobre el frau i l’evasió fiscals i la corrupció política vota avui les compareixences


Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-12-2014. Cuando tras las elecciones autonómicas anticipadas del 25-11-2012 Artur Mas, en uno de sus geniales cálculos políticos, perdió 12 escaños, pasando de 62 a 50, y el PSC 8, de 28 a 20, subiendo ERC de 10 a 21, y apareció con 3 escaños la CUP, me dije que ese Parlament embarullaba ¡y mucho! la política catalana.

Por de pronto aparecían a mi entender tres parlamentarios sin raíces directas o indirectas con la Gran Corrupción. Gente limpia, anterior e inspiración del movimiento “indignado”, “okupas” y “antisistema”, les achacaban. La izquierda de la izquierda de ERC, Esquerra Republicana de Catalunya.

Con ERC pactando con Mas su presidencia, y a la vez erigiéndose cabeza de la Oposición, nada cabía esperar de ese nuevo Parlament en cuanto a poner patas arriba la Corrupción. A ERC le alcanzaba de lleno (al igual que a ICV con 13 escaños) el Tripartito gobernando la Generalitat con los socialistas de Montilla, responsables directos del expolio Catalunya Caixa, más demasiados ayuntamientos y la propia Generalitat en quiebra.

Otro Parlament presidido por Jordi Pujol desde la tribuna de invitados donde apareció en todas las ocasiones “históricas” ¡y otras menos “históricas”! hasta que acorralado se inventó la herencia de su padre el 25 de julio pasado.

Repasando en TV3 la presencia de Pujol en todos los comités de CIU, los plenos del Parlament, y discursos en infinidad de actos políticos y sociales de los últimos años se puede afirmar con toda rotundidad que seguía ¡o sigue! siendo el dueño absoluto de su Cataluña.

Poco a esperar en cuanto a una oposición real, más allá del desprestigiado en Cataluña PP con 19 escaños, y el solitario Ciutadans con 9. La partitocracia catalana no levantaría las alfombras, antes bien se sentaría encima con el total peso del independentismo.

La primera vez que presté atención y credibilidad al solitario fenómeno CUP fue cuando David Fernández arremetió sandalia en mano contra Narcís Serra"Vostè quant ha guanyat per enfonsar una caixa?" ¿Usted cuánto ha ganado por hundir una caixa?, le preguntó. Pose y pregunta que sin eco entre sus señorías se perdió en el aire. A nadie de los presentes le interesaba la mayor quiebra fraudulenta de la Historia de Cataluña.

Creí que la pasividad general y los pactos por la independencia se tragarían a David Fernández, cuando en noviembre pasado la CUP de Lérida se persona en la querella Catalunya Caixa. 80 millones desaparecidos entre el Ayuntamiento y Catalunya Caixa. En enero la sólida denuncia es aceptada por el juez, a la que según se anuncia desde Madrid seguirán las decenas que el FROB remite a Fiscalía. Terrenos y créditos donde no solo desaparece el dinero sino hasta la garantía ¡si la hubiere! de los terrenos. 

 Sandalia y denuncia les debió saber a poco, y entre el fragor del independentismo cuelan la “Comisión Pujol” que por imposición general titulan “Comisión de investigación sobre el fraude, la evasión fiscal, y la corrupción política”, un genérico título, repito, que bien abarca la total historia de Cataluña durante los últimos 35 años.

  Pactos por la independencia y pactos para la lista de comparecientes con David Fernández amenazando abandonar la presidencia de la ya creada Comisión. Presidencia discutida por PP y Cs por la entrega de la CUP al independentismo y secesión, incluso la declaración unilateral. CIU y ERC dan vía libre a los 200, destacando por su intencionalidad mediática Felipe González y Aznar, a cambio de la exclusión de Artur Mas.

Un chorro de agua helada a los que ilusionamos oír en el Parlament  la palabra Liechtenstein, o herencia de Artur Mas de muy desconocido origen. Y más frío ante los 200, en que me incluyen, que bajo las circunstancias actuales presumiblemente jamás declararemos…

Es de agradecer a la CUP la apertura de una web para únicamente la Comisión Pujol… veremos hasta donde alcanza:


La comissió d’investigació sobre el frau i l’evasió fiscals i la corrupció política vota avui les compareixences

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-12-2014. Cuando tras las elecciones autonómicas anticipadas del 25-11-2012 Artur Mas, en uno de sus geniales cálculos políticos, perdió 12 escaños, pasando de 62 a 50, y el PSC 8, de 28 a 20, subiendo ERC de 10 a 21, y apareció con 3 escaños la CUP, me dije que ese Parlament embarullaba ¡y mucho! la política catalana.

Por de pronto aparecían a mi entender tres parlamentarios sin raíces directas o indirectas con la Gran Corrupción. Gente limpia, anterior e inspiración del movimiento “indignado”, “okupas” y “antisistema”, les achacaban. La izquierda de la izquierda de ERC, Esquerra Republicana de Catalunya.

Con ERC pactando con Mas su presidencia, y a la vez erigiéndose cabeza de la Oposición, nada cabía esperar de ese nuevo Parlament en cuanto a poner patas arriba la Corrupción. A ERC le alcanzaba de lleno (al igual que a ICV con 13 escaños) el Tripartito gobernando la Generalitat con los socialistas de Montilla, responsables directos del expolio Catalunya Caixa, más demasiados ayuntamientos y la propia Generalitat en quiebra.

Otro Parlament presidido por Jordi Pujol desde la tribuna de invitados donde apareció en todas las ocasiones “históricas” ¡y otras menos “históricas”! hasta que acorralado se inventó la herencia de su padre el 25 de julio pasado.

Repasando en TV3 la presencia de Pujol en todos los comités de CIU, los plenos del Parlament, y discursos en infinidad de actos políticos y sociales de los últimos años se puede afirmar con toda rotundidad que seguía ¡o sigue! siendo el dueño absoluto de su Cataluña.

Poco a esperar en cuanto a una oposición real, más allá del desprestigiado en Cataluña PP con 19 escaños, y el solitario Ciutadans con 9. La partitocracia catalana no levantaría las alfombras, antes bien se sentaría encima con el total peso del independentismo.

La primera vez que presté atención y credibilidad al solitario fenómeno CUP fue cuando David Fernández arremetió sandalia en mano contra Narcís Serra"Vostè quant ha guanyat per enfonsar una caixa?" ¿Usted cuánto ha ganado por hundir una caixa?, le preguntó. Pose y pregunta que sin eco entre sus señorías se perdió en el aire. A nadie de los presentes le interesaba la mayor quiebra fraudulenta de la Historia de Cataluña.

Creí que la pasividad general y los pactos por la independencia se tragarían a David Fernández, cuando en noviembre pasado la CUP de Lérida se persona en la querella Catalunya Caixa. 80 millones desaparecidos entre el Ayuntamiento y Catalunya Caixa. En enero la sólida denuncia es aceptada por el juez, a la que según se anuncia desde Madrid seguirán las decenas que el FROB remite a Fiscalía. Terrenos y créditos donde no solo desaparece el dinero sino hasta la garantía ¡si la hubiere! de los terrenos. 

 Sandalia y denuncia les debió saber a poco, y entre el fragor del independentismo cuelan la “Comisión Pujol” que por imposición general titulan “Comisión de investigación sobre el fraude, la evasión fiscal, y la corrupción política”, un genérico título, repito, que bien abarca la total historia de Cataluña durante los últimos 35 años.

  Pactos por la independencia y pactos para la lista de comparecientes con David Fernández amenazando abandonar la presidencia de la ya creada Comisión. Presidencia discutida por PP y Cs por la entrega de la CUP al independentismo y secesión, incluso la declaración unilateral. CIU y ERC dan vía libre a los 200, destacando por su intencionalidad mediática Felipe González y Aznar, a cambio de la exclusión de Artur Mas.

Un chorro de agua helada a los que ilusionamos oír en el Parlament  la palabra Liechtenstein, o herencia de Artur Mas de muy desconocido origen. Y más frío ante los 200, en que me incluyen, que bajo las circunstancias actuales presumiblemente jamás declararemos…

Es de agradecer a la CUP la apertura de una web para únicamente la Comisión Pujol… veremos hasta donde alcanza:




La comissió d’investigació sobre el frau i l’evasió fiscals i la corrupció política vota avui les compareixences