BÁRCENAS O EL ENREDO NACIONAL

 BÁRCENAS O EL ENREDO NACIONAL
Rafael del Barco Carreras

Barcelona 22-1-2015. La ficción, la interpretación o la capacidad de enredo, conforman los grandes valores de nuestros políticos. Para escalar en la partitocracia, o en cualquier administración española, se requiere aprendizaje y licenciatura en una escuela de interpretación, más elevadas dosis naturales de caradura.

 Muestras a diario. Bárcenas levanta una baldosa y saca 200.000 euros. El socorrido tópico-versión de la capacidad de familiares y amigos, repetido en las millonarias fianzas de Matas o Prenafeta y Alavedra, y varios más.  De solicitar al juez Ruz un mínimo para manutención familiar, donde se goza de servicio doméstico, pasa a pagar ipso facto la fianza. ¡Será por dinero! Al igual los Pujol de la "herencia". Y  De Guindos sin bromear nos cuenta que el Estado quiere recuperar lo que se llevaron los directivos de Bankia, Novacaixa y Catalunya Caixa. Resarcimiento del posible daño, dice sin pestañear. El FROB envía a Fiscalía decenas de operaciones fraudulentas, pero sin duda a los expoliadores no les sacará más dinero que esas “pequeñas” fianzas. A Narcís Serra le sacarían con facilidad uno o dos millones de euros ¡para eludir la prisión! Y muy gracioso Artur Mas presumiendo ayer en el Parlament de desobedecer al Estado al que sirve y le paga.

Pero si en el pupurri de hoy descendemos en el escalafón topamos con parecidas muestras de sagacidad. Para confusión y chiste lo de la maceta o pedrada en el resucitado caso Ciutat Morta. A pesar de que es casi imposible que nadie quede tetraplégico por una maceta que se desprenda de un balcón en Barcelona, nuestro alcalde Joan Clos (ejecutor del Fórum de las Culturas ideado por Pascual Maragall) prefirió esa versión a la de una pedrada. Carles Martí, licenciado en Filosofía, dimitido primer secretario del PSC en Barcelona, ex concejal y teniente alcalde, confiesa pasados nueve años que él fuera quién informó sobre el tiesto al alcalde. Y Victor Gibanel, ex jefe de Información de la Guardia Urbana, y ahora jefe de la policía municipal de Gavá, jura ante las cámaras de TV3 que no tuvo nada que ver en los hechos del caso 4F.

Desmenuzar la Operación Macedonia, “macedonia” por el revuelto e implicación de números y mandos de todos los cuerpos policiales que actúan en Barcelona y comarca, conlleva grotescas declaraciones. Nadie profundiza sobre que esa corrupta red tenía a su servicio el ordenador de la Policía Nacional en Rubí, conseguían terceros grados en la cárcel de Brians, o dominaban en los mayores y más lujosos prostíbulos de Europa, el Niágara y Saratoga, más cutres pisos en el Raval o Vilanova y la Geltrú, donde por haber “disfrutaban” de una menor discapacitada, amén repito en el tráfico de drogas.


Y pocas variantes en la cumbre, aparte de las variadas desvergüenzas en Podemos. O  Rajoy insistiendo que ha dado la vuelta a la crisis. Y Draghi del BCE, que seguirán comprando deuda pública, e inyectará todos los multimillones necesarios para contener la deflación y acelerar la economía europea.