¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

130 kilómetros por hora, otra gran mentira de Tráfico


130 kilómetros por hora, otra gran mentira de Tráfico.


Hace ya casi un año que se aprobó la Ley que, supuestamente, incrementaba los límites de velocidad de 120 a 130 kilómetros hora (yo ya comenté la tomadura de pelo en 2012). Lo anunciaron al mismo tiempo que nos dijeron que se reducirían los de otras vías. Evidentemente era una manera de acallar al ciudadano con una falsa promesa, falsa e insuficiente, porque 130 kilómetros por hora sigue siendo una minucia en muchas carreteras y con ciertos coches. Pero bueno, lo dijeron y muchos se lo creyeron.

La ridiculez de los 130 kilómetros por hora

#130 kilómetros por hora
La tontería de los 130 kilómetros por hora para taparnos la boca
Ahora, casi un año después de la Ley, la señora Seguí que tanto entiende de todas estas cosas y a la que debemos agradecer que nos tenga a diario presentes en sus oraciones preocupándose por nuestra seguridad, nos dice que solo 1.500 kilómetros de vías serán susceptibles de este incremento. Ojo, y que ese incremento será temporal y variable, por lo que no veremos señales de 130, sino que, de vez en cuando, nos regalarán con ese suplemento miserable de 10 kilómetros avisando en los paneles luminosos para tenernos contentos.
Que el incremento sea solo «a veces», es ridículo, pero todavía lo es más que solo sea susceptible de aplicación en 1.500 kilómetros de trazado, cuando, solo en autopistas de peaje ya hay 3.200 kilómetros, y 15.000 kilómetros corresponden a vías «rápidas».
O sea que en el mejor de los casos y solo a tiempo parcial, nos dejarán correr 10 kilómetros por hora más en apenas un 10% de los trazados de alta capacidad.
Cada vez que veo a esta señora en la tele diciendo tonterías me pongo malo. ¿Recuerdan la última?, ¿la de que era previsible que aumentaran los accidentes por el hecho de que se preveían más desplazamientos? Pues claro, es evidente, pero en cambio negaban lo contrario; cuando bajaban los accidentes no era por la crisis, ni por la reducción de los desplazamientos, era por su buena gestión y sus oraciones de misa de 12.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL