¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Presión fiscal en España: BAJA… según los inspectores de Hacienda.


Presión fiscal en España: BAJA… según los inspectores   de Hacienda.


Los inspectores de Hacienda insisten en que la presión fiscal en España es baja. Desde luego no comparto su opinión por mucho que digan que hay otros países con mayor presión fiscal. En primer lugar, aun dando por hecho que haya muchos países con mayor presión fiscal que España, eso no significa, ni mucho menos, que España tenga una baja presión fiscal. Si aquí en verano las temperaturas llegan a 40 grados, no porque haya lugares más cálidos significará que en España haga frío en verano; lo mismo ocurre con la manía de compararnos con otros países... solo cuando a ellos (Hacienda) les interesa

Presión fiscal BAJA, y un cuerno...

#presión fiscal en España
La presión fiscal en España es ALTA, digan lo que digan los inspectores.
Según dicen, en estos momentos España está en el puesto 19 de un total de 28 en cuanto a la presión fiscal; de ahí que los inspectores afirmen que nuestra presión fiscal es BAJA. Ahora bien, supongamos por un momento que este año todos los países (De España hacia abajo en presión fiscal) suben sus impuestos y pasamos a ocupar los puestos 1 a 18 el año que viene. El resto de países no habrán variado su presión fiscal, en cambio, cuando los cabezapensantes de Hacienda vean la lista, dirán que dichos países tienen una BAJA presión fiscal por el simple hecho de ocupar los últimos puestos de la lista. Señores, entendamos el concepto; esto no es una competición, no se trata de si uno es el primero o el último de la lista; se trata de analizar el caso concreto para determinar si la presión es baja o alta, y, digan lo que digan, en España tenemos una gran presión fiscal. ¿Que podría ser peor? Nadie lo discute. Por supuesto que podría ser peor, pero eso no quita que la presión fiscal sea alta en estos momentos.
Otras cosas que dicen los inspectores
Los inspectores de Hacienda admiten que se centran en perseguir asalariados (y también a pequeños autónomos y pymes) porque tienen que cumplir con sus presupuestos y es más fácil así que inspeccionando a empresas de cierto nivel. Dicen que tienen pocos recursos para luchar contra el fraude, pero también dicen que si se suben los impuestos, la mayor recaudación no irá a solucionar el problema sino a cubrir el déficit. En definitiva, que es mejor ir a lo fácil que complicarse la vida, y en eso andamos.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL