Fiebre del sábado noche SL, más de 6 años para inscribir un cambio de nombre


Fiebre del sábado noche SL, más de 6 años para inscribir un cambio de nombre


Fiebre del sábado noche S.L. en una sociedad mía que constituí el 29 de diciembre de 2004 y que inicialmente estaba destinada al servicio de Sociedades UrgentesPor cuestiones que no voy a detallar aquí porque es algo de lo que ya he hablado en numerosas ocasiones (demasiadas, tal vez), el NIF de esta sociedad fue revocado por Hacienda y dicha revocación se comunicó al Registro Mercantil de Madrid con el fin de que bloquearan la hoja registral hasta que el NIF fuera rehabilitado.

Fiebre del sábado noche SL y las peripecias para rehabilitar el NIF

#fiebre del sábado noche
El vía crucis de la rehabilitación del NIF de Fiebre del sábado noche
Tiempo después de que estuviera el NIF revocado, decidí hacer uso personal de la sociedad, para lo cual la retiré de la relación de sociedades a la venta y presenté el necesario modelo 036 en Hacienda de inicio de actividad. En esas mismas fechas solicité al Registro Mercantil Central un cambio de denominación porque la empresa se iba a dedicar a trámites administrativos. El nuevo nombre elegido fue el de Trámites de todo tipo SL. El nombre fue aceptado y procedimos a realizar la escritura de cambio de denominación el día 25 de marzo de 2009. Dicha escritura se presentó al registro, que denegó su inscripción, como de hecho había estado denegando la inscripción de las cuentas anuales desde que el NIF fuera revocado.
En cualquier caso, presenté dos o tres veces la debida solicitud de rehabilitación de NIF a Hacienda justificando la actividad de la sociedad (alta censal, impuestos presentados y pagados, escritura de cambio de denominación...). Paradójicamente, Hacienda me denegó la rehabilitación alegando que no había vendido la sociedad, lo cual, además de irrelevante es del todo absurdo. Es como si a los señores de Ford les dijeran que para sus empleados no pueden matricular coches de la marca y solo pueden comprar Seat. Al fin y al cabo, según Hacienda, no tenían ningún problema en rehabilitar el NIF si yo vendía la sociedad. Créanme si les digo que le he estado dando vueltas a este asunto durante años y no le he encontrado nunca ninguna justificación.

Fiebre del sábado noche SL en tribunales

Como no me rehabilitaron el NIF y yo no estaba dispuesto a vender una sociedad que había activado para mí uso propio, me vi obligado a acudir a tribunales.
La primera sorpresa morrocotuda me la llevé cuando el Tribunal Económico Administrativo de Valencia le dio la razón a los señores de Hacienda. Sinceramente no me lo podía creer. La sentencia era una patochada sin justificación. Esto me obligó a acudir al Tribunal Superior que finalmente me dio la razón anulando la sentencia del Económico Administrativo, pero para ello tuvieron que pasar más de seis años de suplicio mientras (nueva paradoja) yo he estado presentando y pagando impuestos de esa sociedad cada trimestre sin poder cumplir con mi obligación de inscribir las cuentas anuales. Por lo tanto es evidente también que no podía pedir ningún tipo de financiación ni podía tener relaciones comerciales con empresas que no me conocieran, porque todo apuntaba a que yo estaba cometiendo alguna irregularidad o estafa. Para más INRI, yo presentaba los impuestos bajo la denominación de TRÁMITES DE TODO TIPO S.L. y Hacienda me tenía fichado como FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE S.L. En definitiva, el colmo del absurdo y la estupidez supina porque ni siquiera puedo hablar de afán recaudatorio puesto que aquí no se ha hablado en ningún momento de dinero ni he recibido sanción alguna.
Lo que está claro es que todo resulta vergonzoso, desde la revocación indebida del NIF, pasando por la comunicación al Registro, y que el propio Registro trague con no inscribir las cuentas sabiendo que se está falseando con ello la información a la que tienen acceso terceras personas.
Una vez recibida la sentencia y la carta de Hacienda confirmando que ellos ya eran conocedores de la misma, solicité la emisión de un nuevo NIF. Lo recibí telemáticamente unos días después con la indicación de REVOCADO (es el de la foto).
Tuve que presentar queja para que por fin, a fecha de hoy, pueda tener una tarjeta de NIF sin la maldita indicación de REVOCADO.
Para reabrir la hoja registral tuve que presentar nuevamente las cuentas anuales y luego presenté la escritura del cambio de denominación, no sin antes haber solicitado la renovación del nombre que, por suerte, seis años después seguía libre. De no haberlo estado, el problema se hubiera perpetuado, quién sabe si otros seis años o indefinidamente.
Ahora solo me queda presentar una queja al Registro Mercantil de Madrid porque estos señores, en la presentación de las cuentas me ponen bien clarito que las he presentado fuera de plazo, lo cual es falso porque se presentaron dentro de plazo y no se inscribieron porque ellos no quisieron. Sé que es un asunto meramente estético porque no tiene, hoy por hoy, ninguna repercusión que me pongan o no que están fuera de plazo, pero la verdad es que me molesta y mucho todo lo que ha sucedido con este asunto de Fiebre del sábado noche SL.
Un cero para Hacienda, otro cero para el Tribunal Económico Administrativo de Valencia y un suspenso para el Registro Mercantil de Madrid.
Ramón Cerdá