¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Austeridad versus despilfarro ¿igual a recortes?

Austeridad versus despilfarro ¿igual a recortes?

Desde que comenzó la ya cansina crisis, unos se decantaron por defender las bondades de la austeridad y otros se posicionaron en contra. Lo cierto es que pareció ganar el concepto de la austeridad y eso ha llevado a numerosos y continuos recortes, pero yo creo que es ahí donde está el mayor error de todos. No en aplicar la austeridad, sino en hacer recortes sin ton ni son. Creo que son cosas totalmente distintas. Si lo que ocurre es que hay una mala gestión y un despilfarro de los fondos públicos, lo que se debería hacer es mejorar esa gestión, perseguir los fraudes y la corrupción, y poco más. Eso entraría dentro del concepto de austeridad y equilibraría la balanza sin los daños que han estado ocasionando muchos de los recortes y las subidas de impuestos.

Una cosa es la austeridad y otra distinta los recortes

#austeridad
La austeridad, si es contra el despilfarro y no es sinónimo de tacañería, puede ser positiva.
Insisto en que la austeridad bien aplicada puede ser positiva, aunque nunca he sido un gran defensor de la misma, pero la austeridad como sinónimo de tacañería no produce beneficios sociales ni mucho menos económicos. ¿Pero quién tiene la verdad en la mano?, juegan tanto con nosotros que al final lo bueno parece malo y lo malo se convierte en bueno. Tenemos mil ejemplos; el gobierno actual ha incumplido sistemáticamente todas sus promesas electorales y lo ha hecho desde el principio, lo cual deja bastante claro que en ningún momento tenía intención de cumplirlas, pero ahora que se acercan las nuevas elecciones nos cuentan que han cumplido su programa electoral que era reducir el paro... suena un poco a chiste pero con tantas noticias de recuperación macroeconómica, muchos serán todavía los que irán cambiando su intención de     voto y los acabarán votando. Después de todo, las alternativas tampoco parecen demasiado buenas.

¿Y qué pasa con Islandia y la austeridad?

Hace unos días leí una noticia en la que se decía que Islandia se había recuperado quedando solo con el 2% de paro porque había desoído sistemáticamente los consejos de la Unión Europea y de otros organismos internacionales en la aplicación de las políticas de austeridad... ¿pero qué hay de cierto en todo eso? Nos inundan en las redes sociales con pseudonoticias de las bondades de la política islandesa que no son más que un bulo... ¿también es lo de la austeridad? Al final uno ya no sabe a quién creer ni a quien votar, aunque como ya dijo alguien, si votar sirviera para algo, ya lo habrían prohibido.
Algunos de los titulares que circulan por las redes sociales y que todo el mundo parece creerse:
·         «Encarceló a los políticos y a los banqueros que habían robado al pueblo».
·         «Los habitantes del país no son cobardes ni conformistas y puso en busca y captura a todos los políticos, jueces, fiscales, banqueros etc etc, corruptos del pueblo».
·         «Encerró a los banqueros corruptos y ladrones, y rescató a la gente. Así de simple y así de fácil».
·         «Se han recuperado de la crisis porque han metido en la cárcel a todos los políticos que son unos ladrones y unos sinvergüenzas».
·         «Hicieron lo lógico, fortalecer e impulsar su industria, crear más riqueza…no sangrar a los ciudadanos para pagar a los banqueros y políticos sinvergüenzas».
·         «Los nórdicos no son Europa. Son mejores que los demás países».
También se dice que Islandia no rescató a sus bancos y eso no es cierto. De hecho usó más dinero per capita rescatando a los suyos que nosotros rescatando a los nuestros.
No parece cierto que los políticos hayan acabado en la cárcel y todo parece una campaña para atraer inversores. En cualquier caso, creo que me he desviado bastante del asunto que no era otro que defender la austeridad moderada basada en una buena gestión de los ingresos, sin necesidad de recortes que lo único que consiguen es hacer entrar a la economía en una espiral de caída libre. Pero puede que ya sea tarde también para eso.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL