Empresarios del Ibex vuelven a la carga con el Informe Pelícano para sustituir a Rajoy y evitar un frente de izquierdas

Empresarios del Ibex vuelven a la carga con el Informe Pelícano para sustituir a Rajoy y evitar un frente de izquierdas

Los grandes empresarios del Ibex 35 vuelven a la carga para descabalgar del poder a Mariano Rajoy, convertido tras la derrota electoral del PP en el mayor obstáculo para formar Gobierno con el apoyo de Ciudadanos y lograr la abstención del PSOE en la investidura. Ante el temor de los poderes económicos de que la permanencia de Rajoy precipite un frente de izquierdas PSOE-Podemos, el Informe Pelícano sobre la corrupción en la dirección del Partido Popular vuelve a planear estos días, con filtraciones sobre la posible renuncia del político gallego y su sustitución por Soraya Sáenz de Santamaría, que cuenta con el apoyo empresarial.
Los empresarios no descansan estos días festivos sabiendo que está en juego la estabilidad de España, mientras los mercados y líderes europeos observan con asombro la falta de entendimiento de los políticos españoles, tanto en el ámbito estatal como en el regional catalán.


La persistencia de Mariano Rajoy de encabezar la lista del Partido Popular ha llevado a la peor derrota del centro derecha -ha perdido 63 diputados después de haber contado con una cómoda mayoría absoluta en 2011-, precisamente cuando más urge un escenario de estabilidad institucional que permita proseguir con la reactivación de la economía.
Los sectores económicos, partidarios de sustituir a Rajoy para contar con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE en la investidura
La mayor preocupación de los sectores económicos se centra en lograr la renuncia de Mariano Rajoy en beneficio de otro dirigente popular como paso imprescindible para desbloquear la negativa de Ciudadanos y del PSOE a dar su apoyo a un Gobierno del PP presidido de nuevo por el político gallego, a quien consideran manchado por la corrupción como responsable último del PP.
Pelícano vuelve a la carga
Con este fin los grandes empresarios del Ibex 35 han vuelto a la carga activando el ya famosoInforme Pelícano en poder de los directores de varios periódicos influyentes. El dossier, que comenzaron a elaboraren la época de Alfredo Pérez Rubalcaba agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial, y servicios de inteligencia afines a las posiciones socialistas, apunta directamente a la dirección del Partido Popular y, en concreto, a Mariano Rajoy.


Se trataba de apartar tanto a Mariano Rajoy como a su círculo de confianza para que el PP se regenerara con nuevas caras, no implicadas en los casos de corrupción que salpicaban a diario las portadas de los medios de comunicación.
Sáenz de Santamaría cuenta con el apoyo del “sanedrín”, del que forman parte Cebrián, Felipe González y el rey emérito Juan Carlos
Mientras que algunos empresarios creyeron que debían apostar por la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, a la que consideraban bien preparada y con un amplio conocimiento de las cloacas políticas ya que el servicio secreto español le informaba puntualmente de todo cuanto se cocía en la trastienda de los partidos políticos; otros, en cambio, desconfiaban de la vicepresidenta dado el poder acumulado tras cuatro años como responsable político del servicio de inteligencia español (CNI).
Sáenz de Santamaría cuenta con el apoyo del denominado “sanedrín”, un selecto grupo formado por el responsable de Prisa, Juan Luis Cebrián; el presidente de Telefónica, César Alierta; el expresidente Felipe González y el rey emérito Juan Carlos, así como el fallecido Emilio Botín, entre sus miembros más significados. El “sanedrín” convenció a Soraya de que salvara de la quiebra a “El País” y “El Mundo”, a cambio de ser su favorita en el recambio.


Núñez Feijóo, el más valorado
El relevo de Rajoy por el actual presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, es la opción que más temen en el PSOE, dado que puede dar un tirón electoral al Partido Popular en el caso de que se convoquen nuevas elecciones en marzo.
Mariano Rajoy propone como candidato alternativo a Alfonso Alonso para tratar de sortear la presión de la vicepresidenta. Pero los empresarios son tajantes: Alonso no tiene tirón ni altura política para ser presidente de Gobierno.
Las informaciones publicadas tras el descalabro de los populares el 20-D sobre la posible renuncia de Mariano Rajoy en beneficio de Sáenz de Santamaría, obedecen a las presiones de los grandes empresarios del Ibex 35 por convencer al presidente in pectorede que se ha convertido en un obstáculo, en un lastre, para la estabilidad de España.
Evitar un frente de izquierdas
Para los grandes empresarios la renuncia inmediata de Rajoy facilitaría la formación de un Gobierno del PP en minoría (los 123 diputados populares), apoyado por los 40 diputados de Ciudadanos y la abstención en la votación de investidura de los 90 diputados del PSOE. Y lo que es más determinante: evitaría que Pedro Sánchez pacte la formación de un frente de izquierdas PSOE-Podemos, el mayor temor de los círculos económicos españoles y de las instituciones europeas.


Si no se llegase a formar Gobierno debido a que las condiciones impuestas por unos y otros partidos fuesen insalvables, y transcurrido el plazo de dos meses que marca el artículo 99 de la Constitución se convocasen nuevas elecciones, el cabeza de lista del PP ya no sería Mariano Rajoy, señalan a MIL21 fuentes cercanas a los grandes empresarios. En esa liza entrarían Sáenz de Santamaría, Núñez Feijóo y Alonso.