Pensión para un hijo de 31 años

Pensión para un hijo de 31 años

Es evidente que este mundo en el que vivimos se nos ha ido de las manos hace tiempo, y la «justicia» (permítanme los lectores que la ponga entre comillas) es un claro ejemplo de ello. La Audiencia de Alicante ha condenado recientemente a un matrimonio (separado) a pasarle una pensión de 600 euros al mes a su hijo en paro porque no encuentra empleo. Uno de los razonamientos es que los padres tienen bienes (que no dinero) por valor de un millón de euros.

Sentencia: Pensión para un hijo, 600 euros al mes

#pensión para un hijo
Pensión para un hijo porque no encuentra trabajo (!)
Supongo que hay muchos casos en los que los hijos, ya talluditos, se ven obligados a vivir con (y de) sus padres, incluso después de haberse casado y haber tenido su propia descendencia, pero también entiendo que en este caso, si el susodicho ha recurrido a la justicia para demandar a sus padres, será porque la relación no es demasiado buena con ellos. De hecho ha tenido que recurrir a una orden judicial para poder entrar en casa a recoger sus cosas.
La pregunta es: ¿Hasta qué edad los padres estamos obligados a mantener a los hijos? Ojo, hablo de obligación legal, otra cosa es lo que suele suceder en una relación normal donde se ayude ad infinitum por siempre; no estoy diciendo que se tenga que echar a los hijos a la calle porque sí, que nadie me malinterprete. Tampoco hablo de hijos con minusvalías o con incapacidad de algún tipo.
Según alega el hijo:  «Me he encontrado en la exclusión social» y dice haber llamado a más de 7.000 puertas para dejar el currículum.
De lo que piensan los padres del asunto no se dice nada, pero me lo puedo imaginar.
Dicen que no hay nada más feo que pegar a un padre, pero creo que lo de demandarlo para sacarle una pensión, se acerca bastante.
Ramón Cerdá