¿Es realmente interesante para el ámbito rural acudir a mediación?.

MEDIACIÓN Y CAMPO, CAMPO Y MEDIACIÓN

Por Nuria Calvo de Procumedia Gestión de Conflictos S.L.P.img_0352_copiar.jpg

                             Hablar de Mediación en el contexto agrícola, donde es importante el arraigo, la pertenencia a la tierra, al grupo y a las relaciones que se forjan desde un apretón de manos hasta un contrato formal; es interesante por dos razones fundamentales, el mantenimiento de los vínculos que existen en el campo entre familia, vecinos y trabajadores y, porque del buen funcionamiento de esas relaciones surgen más ganas de trabajar, de innovar y de generar negocio, puesto que el componente humano y de relación personal en el campo es una parte fundamental y que se cuida poco porque se da, en muchas ocasiones, por supuesta.
                               El sector agrario nacional, comunitario y local va adaptándose a las distintas situaciones económicas y políticas agrarias que llegan de Europa a través de la reestructuración y la innovación. La política europea introduce la Mediación en este ámbito y hay que comenzar a adaptarse para acudir a la ayuda que la mediación nos ofrece. Asi, la nueva Ley Agraria de Castilla y León introduce en sus artículos 170 y 171 la mediación como sistema de resolución de conflcitos, remitiéndose en su regluación a la establecida en la L5/12 de Mediación Civil y Mercantil. Además, el RD 64/15 regula la mediación en la cadena alimentaria, a través del Código de Buenas Prácticas Mercantiles, al que acudirán las organizaciones de productores en casos de conflcitos con producto agrario no transformado en su primera venta.
                               El campo se caracteriza por sus gentes. No puede entenderse lo que la tierra representa para un agricultor, un ganadero sin involucrarse plenamente con la identidad y costumbres del lugar y de esas tierras. El hombre del campo, de sólidos y fuertes principios, con distribución de tareas de sol a sol, vive y lucha por esa tierra que le vio nacer, que le alimenta y le permite vivir.
                               Y como hombre que es, encuentra conflictos y problemas que ha de solventar. A veces el sentido común impera. Otras veces impera el enfrentamiento, el agravio y la separación, todo lo cual afecta negativamente a los intereses del campo.
                               Es efectivamente, el lado humano el que cuida con esmero la Mediación, que una vez surgida la desavenencia, facilita la comunicación entre los afectados y les guía hacia el encuentro de la solución que de real satisfacción a las personas. En la Mediación, el mediador, nunca decide ni asesora a las partes, se limita a ir guiando con la palabra a las partes enfrentadas, para que saquen aquello que les distancia, y comiencen a trabajar juntos en la búsqueda de una solución GANAR-GANAR, es decir, que ambas partes vean como factible, asequible y ventajoso para sus relaciones comerciales, vecinales o de lindes, por ejemplo.
                               Y cabe preguntarse, ¿en qué materias cabe la Medición en el campo? En todas aquellas que afectan al derecho privado de las personas, y en las que, a través de la Mediación, devolvemos al hombre la capacidad de resolver sus problemas.
Así, cabe Mediación en temas vecinales de medianerías, lindes, servidumbres de paso; contratos agrarios de compraventa de producción agrícola y ganadera, contratos con industrias agroalimentarias y de distribución, contratos de arrendamientos rústicos; organización de SAT y empresas familiares agrícolas o ganaderas a través del establecimiento de protocolos de funcionamiento de dichas empresas; así como en todos los problemas surgidos y derivados de relaciones y enfrentamientos familiares y vecinales cuyos orígenes ya nadie recuerda pero que marcan las relaciones en el ámbito rural (herencias, división de tierras…).
                             ¿Qué ventajas puede tener la Mediación frente a la clásica intervención del Juez de Paz, que decide y aplica estrictamente la ley?
1.-La mediación favorece la comunicación, y, por tanto, ayuda a mejorar y mantener las relaciones de cara al futuro. Ya que ese es tu vecino de linde, por ejemplo, y vas a tener que verle si o si durante toda tu vida como agricultor/ganadero…, vamos a sentarnos a establecer unas bases que generen fluidez y armonía en las relaciones futuras. Únicamente comienza si ambas partes así lo quieren, de ahí la importancia de ese primer paso hacia la comunicación.
2.- La mediación ofrece creatividad, soluciones diferentes, que dejan abrir la mente y las opciones y oportunidades para que todos expliquen su parecer, y sobre ello construyan el acuerdo suyo, propio, distinto y en nada igual a lo que habían pensado que podrían acordar.
3.- La mediación supone un ahorro de costes y un incremento del rendimiento agrícola o ganadero que se busca en cualquier negocio, puesto que, al mantener, mejorar y buscar soluciones creativas, se abren puestas y surgen oportunidades de negocio.
4.- La mediación supone confidencialidad. Todo lo que se pone a debate en la mesa de mediación, allí queda y no trasciende, por lo que nuestra imagen como empresa agrícola, ganadera no queda en entredicho y sometida a los rumores, ni a la publicidad de los tribunales, donde las sentencias son públicas y la información trasciende con los peligros que ello supone de cara a imagen corporativa, relación con otros proveedores…
                               ¿Cómo podemos acudir a mediación para resolver los conflictos del ámbito rural?  Hemos de incluir en todos los contratos relativos a la actividad agraria y/o ganadera, la cláusula de sometimiento a mediación, indicando además que se la mediación de Procumedia Gestión de Conflictos.  Dicha cláusula contiene la decisión voluntaria de las partes contratantes de acudir a mediación antes de iniciar cualquier otra vía legal para solucionar las divergencias surgidas en la vida de ese contrato o relación.
Así, derivaremos a mediación las diferencias surgidas en la interpretación y puesta en funcionamiento de contratos de compraventa de producción agrícola y ganadera, contratos con industrias agroalimentarias y de distribución, o contratos de arrendamientos rústicos, así como todas aquellas desavenencias que puedan surgir en el seno de la actividad cotidiana agrícola y ganadera (proveedores, empleados, vecinos, colindantes, empresa familiar, herencias…).
Y ¿por qué acudir a la mediación de Procumedia Gestión de Conflictos S.L.P.? Por tres sencillas, pero definitivas razones:
  • Ofrecemos un espacio de diálogo preparado para que todos ganen.
  • Ofrecemos la intervención de un equipo interdisciplinar, en el que nos asistimos de los mejore profesionales del ramo, para aquellas cuestiones de carácter técnico que deban ser analizadas en la mesa de mediación. Así contamos con economistas, ingenieros agrónomos y abogados que den respuesta a aquellas cuestiones surgidas durante las sesiones de mediación.
  • Los acuerdos a los que llegan las partes en conflicto, pueden ser elevados a escritura pública o en determinados casos, homologados judicialmente, siendo, por tanto, ejecutables y eficaces al 100% puesto que, como acuerdo querido por ambas partes, la posibilidad de incumplimiento se reduce drásticamente.
  • La primera sesión informativa es gratuita, y en ella te explicamos todo el proceso de mediación, los principios generales de la misma (voluntariedad, confidencialidad, carácter personalísimo, imparcialidad y neutralidad…), las normas que rigen nuestro espacio de diálogo (respeto, reparto de tiempo, lugar de celebración, idioma…), las tarifas, la duración de la mediación, el acuerdo o no acuerdo, y los efectos del mismo.
Por todo lo que hemos analizado y porque la mediación viene propulsada desde Europa, y viene para quedarse, aprovecha sus ventajas y beneficios y comienza a utilizar la cláusula de sometimiento a mediación y acude a la mediación de los conflictos en el ámbito rural, agrícola y ganadero. El resto de vías judiciales siempre estarán ahí si no consigues solucionar el problema con el apoyo del mediador. Recuerda que “más vale un toma, que dos te daré” y que “el que no tapa la gotera, hunde la casa entera”. Vente a mediación, vente a Procumedia.