A FORMACIÓN PERMANENTE ENEL ÁREA FISCAL

LA FORMACIÓN PERMANENTE ENEL ÁREA FISCAL
Día 29-09-2016
Autor; Abelardo Delgado Pacheco.- Director del Master Executive en Asesoría Fiscal.- Socio de Garrigues

Cuando un alumno termina su vida propiamente académica, hay que advertirle que los conocimientos adquiridos no constituyen un bagaje permanente sino que deberá mantenerlos vivos y actualizados durante toda su vida. Es más, la formación académica debe ir dirigida a proporcionar al alumno sobre todo esa capacidad para aprender autónomamente en el futuro

La formación académica y nuestros procesos de selección siguen siendo intensivos en la adquisición de unos conocimientos muchas veces sujetos a una rápida obsolescencia sin preparar para la formación permanente y el aprendizaje de otras herramientas que serán más útiles en ese proceso de formación continua.

Por otra parte, tradicionalmente no ha existido una oferta amplia, atractiva y asequible de esa formación permanente. Inclusive la evolución más reciente en ese terreno no ha resuelto este problema. La formación de postgrado, y buen ejemplo es el máster de acceso a la abogacía, se ha aproximado en el tiempo a la formación académica de grado, cuando no lo ha hecho tambiénen su enfoque. Y la crisis acentuó las dificultades para conceder a la formación en el trabajo el tiempo y la financiación que requierepor parte de los trabajadores y de las propias empresas.

En el caso de la formación de un profesional dedicado al asesoramiento fiscal, todo lo dicho es cierto y además se combina con las transformaciones que observamos en este ámbito profesional. Los sistemas fiscales cambian frecuentemente para tratar de seguir el ritmo de la práctica tributaria o de las necesidades presupuestarias de las Administraciones.

La evolución más reciente del impuesto sobre Sociedades en España y en Europa es un buen ejemplo de ello. Y, previsiblemente, los sistemas tributarios deberán sufrir en el inmediato futuro una transformación más profunda para adaptarse a la evolución económica y social. La tributación medioambiental y los tributos llamados a responder a las actividades basadas en las tecnologías de la información adquirirán cada vez mayor importancia.

Igualmente, la gestión tributaria intensificará su automatización en todos los ámbitos. Y la internacionalización de las empresas y de las Administraciones tributarias transformará los sistemas fiscales al mismo tiempo que los proyectos desarrollados en la OCDE y en la UE cambiarán los criterios clásicos de la propia fiscalidad internacional. La formación máster de un profesional de la asesoría fiscal debe responder a todos estos retos. Porsupuesto, una primera opción surge entre una formación general,proyectada sobre todas las áreas de un profesional de esa asesoría fiscal, o una formación de especialización sobre áreas concretas como la fiscalidad internacional, la fiscalidad empresarial y societaria o los procedimientos y el contencioso tributarios.


En cualquier caso, la formación de un profesional debe tener una visión práctica y esa vocación de futuro que permita al alumno de este reciclaje profesional aprender a aprender él mismo después de recibir esa formación. De esta manera, el profesorado que imparte esta formación debe combinar la formación académica, la experiencia profesional y la capacidad pedagógica. Es una formación destinada a profesionales ya vinculados con el asesoramiento o la práctica fiscal, bien por ser asesores o por trabajar en despachos o empresas dedicadas a esto o en departamentos financieros de empresas responsables de la gestión fiscal. Fuente el Economista.