¡¡¡SOCORRO, ESPAÑA SIGUE ROBÁNDONOS!!!

¡¡¡SOCORRO, ESPAÑA SIGUE ROBÁNDONOS!!!

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 29-1-2017. Es evidente... de lo contrario PUJOL viviría o residiría en el Palacio Real de Pedralbes,  y su el  'in pectore' ministro de Desarrollo Javier de la Rosa en alguno de los palacetes de la Avenida Tibidabo, la Pearson en Pedralbes, o el de Urdangarín, y residencias en Suiza o Londres, Miami, Panamá y Las Bahamas. Conservando Pujol la de Queralbs para escapadas a Andorra.

Así mismo el ministro de Justicia Juan Piqué Vidal en el Palacete Muñoz de Diagonal-Paseo de Gracia, donde ahora ocupa ¡únicamente! un despacho y sus oficinas privadas Artur Mas, y que podría disponer de todo el palacio, con espacio para vivienda propia, de no ser por la cicatería de Montoro en remitir fondos del FLA para que la Generalitat se endeude un poco más.

O el ministro de Exteriores Jordi junior en el palacete del Consulado General Americano en el Paseo de la Reina Elisenda de Montcada. Y los demás palacetes modernistas, monumentos vivientes de la gran Cataluña industrial, en lugar de ocupados por vulgares colegios albergarían a los Prenafeta, Alavedra, Millet, Pascual Estevill, y los más brillantes cerebros de las finanzas y cultura catalana, leáse Oleguer Pujol, genio del blanqueo, o del íntimo enemigo Narcís Serra, último gobernador del Banco Nacional de Cataluña, o sea Catalunya Caixa.

Sin olvidar al tesorero Osacar, al que los españoles han imputado dos veces por recolectar TRESPORCIENTOS, o la propia CIU que debería domiciliarse en el ex Banco Español de Crédito de la Plaza de Cataluña -donde en el hotel Colón residiera en 1936 el Partido Socialista Unificado de Cataluña- ahora para recalificaciones y obras públicas. Un edificio a compartir con ERC y la CUP, aunque entraran por puertas diferentes para no discutir sobre cargos y repartos.

Para colofón los prostibulos de la autovía de Castelldefels, Niágara y Saratoga, cerrados por la aviesa Justicia española, o el actual Paradise de la Junquera, habrían progresado hasta comprar e instalarse en el edificio del Deustche Bank o la Torre Agbar, trasformados en hoteles pero con el mismo uso que los de sus orígenes.

De paso y por lógica el 'ministro' de la nueva justicia catalana, Juan Piqué Vidal, ocuparía buena parte de algunos de esos emblemáticos edificios para oficinas dedicadas al control de las inversiones o 'negocios' en Cataluña y Europa de los cárteles de Medellín y Sinaloa, o del Puerto de Barcelona donde aun  reinarían sus clientes los MESTRE, y el ya fallecido Carlos Güell de Sentmenat.

Tampoco estaría mal que en el Paseo de Gracia o Diagonal brillaran las neón de casinos estilo LAS VEGAS, monopolizados por los SUQUÉ, íntimos de Pujol y Piqué Vidal.