Incumplir el límite de pago en efectivo conllevará una sanción del 25% de su cuantía


Incumplir el límite de pago en efectivo conllevará una sanción del 25% de su cuantía

El Consejo de Ministros aprueba el plan de lucha contra el fraude con objetivo de que «el sistema tributario sea más equitativo y aumente la capacidad de recaudación», según ha anunciado Montoro

Día 13/04/2012 - 16.11h
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaía ha presentado este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el anteproyecto de ley contra el fraude fiscal destacando dos puntos: el límite del pago en efectivo y que quienes tengan cuentas en el extranjero deberán informar a Hacienda.
El fraude fiscal por rentas no declaradas no prescribirán nunca, según ha informado la vicepresidenta, que ha anunciado que en los tribunales españoles hay expedientes fiscales abiertos pendientes de cobro por valor de 6.000 millones de euros.
En su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro ha presentado el plan como una ayuda «para que el sistema tributario sea más equitativo y aumente la capacidad de recaudación» como las «dos grandes aspiraciones» del proyecto de ley.
Sobre la limitación del uso de efectivo a cantidades inferiores a 2.500 en operaciones entre empresas con profesionales o personas físicas, Montoro ha destacada que es la primera vez que se aplica en España. «No se aplica esa restricción a las operaciones realizadas exclusivamente entre particulares», apunta. La sanción para los que incumplan la norma será del 25% de la cuantía del pago. El umbral de límite en efectivo aumenta hasta 15.000 euros en el caso de los turistas con el fin «de favorecer al turista que viene a hacer compras en España», según el titular de Hacienda.
Además, se eximirá de sanción al sujeto que voluntariamente comunique el pago en efectivo a la administración en los tres meses siguientes a haberse producido el pago.
Es la primera vez también en que la ley obliga a informar sobre las cuentas en el extranjeros y su "incumplimiento conllevará una sanción específica", según ha explicado Montoro.
El Gobierno también impulsará la figura del inspector de Hacienda y aprueba un régimen sancionador «duro y estricto» desde un mínimo de 1.000 a 100.000 euros por obstaculizar su labor.
En el régimen de módulos, se excluirá del régimen de estimación objetivo