¿HASTA CUANDO LOS CHANTAJES? HONORABLE CORRUPCIÓN

¿HASTA CUANDO LOS CHANTAJES?
HONORABLE CORRUPCIÓN
(Editorial de A. Montes - Riber)

Segunda quincena de agosto

Por más que quiera dejar de hablar de este tema, no puedo, no me dejan, pues casi todos los días aparecen nuevos casos o nuevas formas de acoso, derribo y chantaje a los clientes de algunas entidades bancarias que todos conocemos.

Las políticas de empresas en las entidades bancarias las diseñan los “bulbo raquídeos” del Consejo de Administración, que luego se van transmitiendo a los diferentes y más bajos niveles, hasta llegar a los empleados de ventanilla que son los que dan la cara frente al cliente.

¿Qué ideas tan perversas tienen que pasárseles por la cabeza a aquellos que diseñan la estrategia de venta de servicios y que mediante objetivos obligan a cumplir a los currantes de a pie?.

Las entidades bancarias llevan varios años “carentes de ideas” para obtener beneficios con los productos estrictamente bancarios y tratan de desviarse hacia otros sectores económicos que nada tienen que ver con su ideario.

En el siglo XXI ser banquero es mucho mejor que ser futbolista de élite; si haces mal las cosas sigues cobrando lo mismo y “papá estado” te echa una mano para que te recuperes y salgas adelante. Si te van bien las cosas pues te pones unos buenos sueldazos, unos buenos planes de pensiones y a repartir beneficios. O sea ser banquero es un chollo, es una actividad que NUNCA puede fracasar; pues no interesa a los gobiernos que eso ocurra, ya que se quebraría el sistema económico y hasta el democrático y social.

Hoy ir a una entidad bancaria para que te den un producto determinado, es salir con tres productos en la mochila.

Es decir, el que has solicitado, más otros dos (seguros) que te han obligado a comprar, sin ganas, sin necesidad y porque si no les quiero tampoco me dan el producto que necesito. Es como si entrases a una carnicería a comprar un pollo y el carnicero te obligara a llevarte un par de zapatos y una maleta.

Estas medidas que a corto y medio plazo puedan ser muy rentables para las entidades bancarias, al largo plazo, si el cliente no sufre de amnesia, se volverán contra las propias entidades; pues están imponiendo de una forma totalmente dictatorial a consumir productos de seguros, que muchas veces no necesita y otras no quiere o no se les puede
permitir.

Es hora de contraatacar y cuando el empleado de turno nos diga que para revisar la hipoteca tenemos que llevar el seguro del auto y del hogar, presionarle diciéndole que algunos familiares y amigos quitarán la/s cuenta/s con esa entidad bancaria. Hay que exigirles que las condiciones de vinculación las den por escrito, pues si mañana u otro día
hay que ir a los tribunales de justicia, ya tenemos pruebas suficientes para presentar.

Cláusulas suelo, clausulas leoninas, preferentes, subordinadas, etc., etc., han sido dardos envenenados que han lanzado las entidades bancarias y que los tribunales de justicia una tras otra las han considerado ilegales, improcedentes y no ajustadas a derecho; esperemos que haya gente valiente que denuncie con casos concretos estos procederes, para ver si de una vez por todas desaparecen estas formas de actuar, totalmente denigrantes y faltas de respeto y sensibilidad.

No tenga miedo y denuncie.