Machismo que no cesa


Machismo que no cesa

Los fantasmas de la sola neurona masculina atacan de nuevo con el rechazo al nombramiento de Gala León como capitana del equipo español de la Copa Davis. No hace falta retotraerse mucho en la hemeroteca para buscar el precedente triunfal en la lucha por la igualdad de derechos de la mujer que protagonizara Concepción Rodríguez Valencia, a quien el Tribunal Constitucional reconocía en 1996 su derecho a trabajar dentro de la mina, después de que esta mujer asturiana de complexión física fuerte hubiera solicitado sin éxito en 1985, con 35 años, su ingreso en Hunosa.