Podemos, Lo importante es que acabemos con la corrupción y con el secuestro de la Democracia, Tenemos obligación de dar un giro al país. Un país del robo y de una casta Política, Podemos y debemos


Podemos… creemos lo que queremos creer


Bien saben mis lectores que no me posiciono políticamente nunca. Unas veces puedo estar a favor o en contra de lo que dice Rajoy, como antes estaba en contra o no de lo que decía Zapatero. En cuanto al resto de partidos, lo mismo, unas propuestas me pueden parecer razonables y otras del todo estúpidas o simplemente partidistas. Quiero hacer esta aclaración por enésima vez porque voy a hablar en este post de algunas de las propuestas de PODEMOS y eso podría dar a entender a algunos lectores que soy militante del PP o del PSOE y que simplemente digo lo que digo de PODEMOS como defensa política... y no es eso.
#podemos
La alternativa PODEMOS
Sinceramente no van por ahí los tiros, de hecho, una de las cosas que no comparto de los partidos políticos (de ninguno de ellos), son los votos de sus miembros. Siempre votan todos lo mismo por interés del partido, y eso no es lógico (bueno sí que lo es, pero no debiera de serlo, ellos lo llaman DISCIPLINA DE PARTIDO). Según la propuesta, cada uno tendría que votar en base a su conciencia; nadie se cree que uno esté a favor o en contra del aborto (por poner un ejemplo) por el simple hecho de militar en uno u otro partido. No se pueden compartir siempre todas las ideas, y menos si estas son cambiantes como el viento.
Dicho todo lo anterior, quiero comentar lo de PODEMOS: Entiendo su enorme ascenso en las urnas porque la gente en general está harta de aguantar a los políticos; en muchos casos ha sido un simple voto de castigo al bipartidismo y en otros porque seguimos teniendo la tendencia de creer lo que queremos creer.
Voy a hacer mías algunas de las opiniones de Antonio Roldán publicadas no hace mucho en El País. Otra matización: Con los medios de comunicación me pasa lo mismo que con los políticos; no me caso con nadie... leo de todo y saco mis propias conclusiones. Quiero decir con ello que tampoco defiendo todo lo que se publica en El País, como no lo hago con El Mundo o La Razón o cualquier otro.

PODEMOS: Prohibir los despidos en las empresas con beneficios

Según Roldán, eso generaría «más paro, más desigualdad y más fraude». «Un empresario que no puede ajustar costes en época de bonanza, cuando lleguen las vacas flacas se encontrará que ya es demasiado tarde para reaccionar y se verá obligado a cerrar el negocio» «En cambio, el jefe de la competencia, que es menos honesto que usted, para no reflejar beneficios probablemente inflará costes y se subirá el sueldo».

PODEMOS: Dejar de pagar la Deuda Pública

«Para poder seguir pagando los sueldos de los funcionarios y mantener abiertos los hospitales, los poderes públicos necesitan financiación. Esa financiación se la ofrecen los que compran la deuda del Estado; ciudadanos y empresas que se agrupan en eso que llamamos "mercados". Si los mercados creen que existen riesgos para recuperar su dinero, pedirán un interés más alto por prestarlo. Si creen que lo van a perder, simplemente no lo prestarán».

PODEMOS: Jornada de 35 horas

«Reducir la jornada laboral de un ingeniero de software o de un profesor universitario no serviría para crear empleos porque la inmensa mayoría de los nuevos parados no tienen formación universitaria y ofrecen unas cualidades que (ya) no son las que necesitan las empresa».

PODEMOS: Control político del Banco Central Europeo

«Lo primero que harían unos políticos interesados en ganar elecciones si pudieran imprimir dinero sería imprimirlo en cuanto los problemas aparecieran. ¿Para qué confrontarse a monopolios injustos o perder votos reformando ineficiencias del Estado si se puede crear dinero gratis?», «Pronto la inflación se dispararía y con ella se dilapidarían los ahorros de los trabajadores».
Retuit de PODEMOS al respecto: «Hoy gratis con @el_pais puede usted adquirir el número 1245 de su coleccionable "Ten miedo de Podemos"».
Hoy por hoy y en vista de ese tipo de propuestas, no creo que PODEMOS sea una alternativa razonable. ¿Cuál podría serlo? Esa es la pregunta del millón para la que no tengo respuesta.
Ramón Cerdá