¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

¡Oh Capitán, mi capitán!

¡Oh Capitán, mi capitán!


La belleza de los versos de Wordsworth se entristecen cuando vemos que dos grandes se han ido. En un lado del planeta, en el mundo pobre, una persona que dio la vida por los demás se ha ido con los que ya murieron por la misma causa. Un hombre humilde que solamente bendecía a aquellos que se mueren de hambre, enfermedad y dolor cada día. Personas invisibles que el primer mundo ignora porque entre sillones de piel, canapés y sueldazos no da lugar para hablar de miserias humanas. Este hombre se llamaba Miguel Pajares. Leer más de esta entrada

LA VOZ CHANNEL