Pánico electoral en el PSOE



Pedro Sánchez ha cumplido 100 días como Secretario General del PSOE y no puede decirse que haya conseguido parar la caída libre de su partido. Las encuestas señalan como Sextos en Cataluña, quintos en País Vasco y Navarra, terceros en Madrid, segundos o terceros en la Comunidad Valenciana… Con Pedro Sánchez el PSOE no ha dejado su condición de irrelevante. Perder la condición de segunda fuerza arrastraría a los socialistas a un hundimiento sin precedentes. Ante tal posibilidad, dirigentes del PSOE andaluz insinúan que Susana Díaz no descarta ser la candidata presidencial en una situación de 'emergencia'.

La ansiedad que se vive en la bancada socialista se puso de manifiesto en los muchos aplausos que Sánchez recibió a destiempo en el debate de los presupuestos, en más de una ocasión arrancados en solitario por algún palmero al que nadie siguió. El líder de la oposición puso en blanco y negro lo que el Gobierno presenta en tecnicolor, y lo hizo con un lenguaje cercano a la calle, huyendo de la macroeconomía, evitando lanzar propuestas que pudieran ser tachadas de “ocurrencias”

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha exigido a gritos este sábado al PP que asuma su responsabilidad y dé explicaciones por las últimas imputaciones por casos de corrupción que ha resumido como un "capitalismo de amiguetes" que ha hecho "mucho daño" a un pueblo "decente, trabajador y honesto" como el español. "¡Basta ya de engaños y de fraudes. ¡Basta ya de Mato y de Jaume Matas, de Cospedal y de Camps, de Aguirre y Aznar, de Blesa, de Rato, de Rajoy! ¡Basta ya del capitalismo de amiguetes que tanto daño ha hecho a un pueblo honesto, trabajador y decente como es el español", ha exclamado.

Pedro Sánchez solo tiene que echar un vistazo a su partido especialmente en Andalucía y comprobar que tiene centenares de imputados donde aplicar su doctrina contra lo que dice detestar. Pero no no lo va a hacer, no le salió una sola palabra sobre la cuestión. Claro que allí está Susana Díaz que ya se está pensando muy seriamente si no se habrá equivocado con él. Autor El Rábano Por las Hojas