¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Transporte de dinero en efectivo. No podemos ir por ahí con más de 100.000 euros en efectivo


Transporte de dinero en efectivo. No podemos ir por ahí con más de 100.000 euros en efectivo


Está claro que no es habitual pasearse por ahí con 100.000 euros en efectivo o más, pero habría que recordar también que transporte de dinero en efectivo no significa transporte de dinero en negro, ni ilegal, ni falso. Son conceptos diferentes.
#transporte de dinero en efectivo
Cuidado con el transporte de dinero en efectivo, y no lo digo por los ladrones... ¿o sí?
En cualquier caso la legislación actual prohibe taxativamente pasearse por ahí con cifras elevadas de dinero salvo que exista un documento donde se justifique de dónde proviene y adónde va. Si sacamos un importe de dinero en efectivo elevado, tendremos que solicitar al banco que nos entregue dicho documento porque de otro modo, si fuésemos interceptados por la policía, no solo nos podrían incautar nuestro dinero sino que, si no recuerdo mal, la sanción equivaldría a otro tanto.
También valdría la pena recordar que no es tan fácil demostrar en un transporte de dinero en efectivo, que no sea dinero en negro. Entre otras cosas porque hemos podido ir guardando ciertas cantidades de dinero a lo largo de los años (ya prescritos) y haber decidido cambiarlo de ubicación en un momento dado. Ante tal posibilidad, recomiendo no llevar encima nunca 100.000 euros o más. Y si fuera del todo necesario, mejor viajar en compañía, de manera que haciendo la división entre dinero en efectivo transportado y personas, no supere esa problemática cifra.

Transporte de dinero en efectivo. Extralimitación en las funciones de la Guardia Civil

Hace poco, en un control rutinario, curiosamente un control para determinar si los taxis circulan con la correspondiente licencia o no, la Guardia Civil se ha extralimitado claramente. Y digo que se ha extralimitado porque si era un control para determinar la legalidad del taxi no había ningún motivo para pedirle la documentación al pasajero, y mucho menos para obligarle a abrir el maletín que llevaba... en el maletero. O sea que, digan lo que digan, existe una extralimitación de funciones.
En cualquier caso, el pasajero, francés para más señas, llevaba un millón cuatrocientos mil euros. Resultado de la operación: fulminantemente intervenidos por no llevar el documento justificativo.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL