¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Recurrir una multa de alcoholemia.


Recurrir una multa de alcoholemia.


Hace unos días daba unos pocos consejos para recurrir una multa de velocidad; hoy quiero darlos para recurrir una multa de alcoholemia. Ante todo debemos recordar que hay un punto en común cuando de recurrir una multa (de lo que sea) se trata: NEGAR LOS HECHOS SIEMPRE. Si no negamos los hechos de poco servirá cualquier otra actuación que hagamos.

Recurrir una multa de alcoholemia. Cuando mentir está permitido.

#recurrir una multa de alcoholemia
Recurrir una multa de alcoholemia es posible

Independientemente de cuál sea la acusación que se nos haga, es importante tener en cuenta que la ley nos permite mentir para defendernos. Cuando uno está imputado en un delito puede mentir y no será condenado por perjurio aunque se demostrase que está mintiendo. Caso distinto es el de los testigos; un testigo está obligado a decir siempre la verdad, y si no lo hace, será acusado de perjurio.

Lo que hay que hacer para recurrir una multa de alcoholemia

Exigir siempre el certificado de verificación del etilómetro para comprobar que su homologación estuviera en vigor el día de la denuncia. Ocurre lo mismo que con los cinemómetros encargados de medir la velocidad; hay unos requisitos técnicos que deben cumplirse... y que no siempre se cumplen. Ojo, cuando nos lo envíen, deberemos comprobar también el modelo, porque igual nos envían uno que no corresponde con el que se utilizó o figura en la denuncia.
Es importante comprobar los tiques del etilómetro; los valores reflejados en ellos deben coincidir exactamente con los expresados en la denuncia. El hecho de que no coincidieran no quiere decir que los puedan reajustar o que solicitemos dicho reajuste, sino que deberemos solicitar la anulación de la denuncia directamente.
Es imprescindible que existan dos tiques y que las franjas horarias entre uno y otro estén separadas al menos por diez minutos.
Además de todo lo anterior, hay que comprobar las fechas de respuesta de los recursos; muchas veces se pueden ganar porque la Administración no contesta dentro del plazo legal, quedando por lo tanto prescrita la multa. Esto antes ocurría continuamente; ahora ya no es tan normal, pero sigue ocurriendo y hay que estar atento a las fechas en todo momento.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL