¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

DE GUINDOS: "SE HA PERDIDO EL MIEDO A PERDER EL TRABAJO"

DE GUINDOS: "SE HA PERDIDO EL MIEDO A PERDER EL TRABAJO"

Rafael del Barco Carreras


Barcelona 2-1-2015. ¡El colmo de la desfachatez! Desde que por los 2003 pontificara que la burbuja inmobiliaria no existía, no le había oído o leído mayor atrevido disparate.  

Entre el “España ya sale” de Rajoy, el “Se ha perdido el miedo a perder el trabajo” de De Guindos, y Artur Mas con su “No rehuir las decisiones, por difíciles que puedan ser”, sólo cabe el pasotismo y el “virgencita que me quede cómo estoy” porque a peor es inimaginable. Y si lo de Rajoy lo atribuyo a obligada frase dentro de su optimista campaña  intentando contener la debacle electoral, lo de De Guindos es un insulto; no conozco a nadie que no tiemble ante el temor de perder el empleo… temor casi general ¡entre los que lo tienen! Él, bajo el paraguas del Estado y las “puertas giratorias”, no percibe el generalizado terror.

No es de extrañar que Pablo Iglesias suelte en su twitter fin de año: “Cambiaremos nuestro país para recuperar la soberanía y echar a los que han usado nuestras instituciones como su cortijo. Feliz año del cambio.”

El eterno “cambio” desde Felipe González y Alfonso Guerra, uno multimillonario y el otro se retira tras 37 años de escaño o en el machito. A mí me suena mal cuando un político pronuncia demasiadas veces la palabra “cambio”, o sea que me suenan mal todos los políticos. Y si lo del “cambio” no lo entiendo más que a peor para el españolito de a pié, lo de la “soberanía y cortijo” como catalán “indignado” quisiera entender que “echará” a Artur Mas y a todos los elegidos a dedo por Jordi Pujol.

Atropello legal, porque es imposible barrer a cientos de miles entre enchufados y subvencionados. Si a los “franquistas” no les despidieron de diputaciones, cajas socio-benéficas, ayuntamientos, y cientos de empresas públicas, para echar a los que se sobrepusieron de CIU y PSC, y hasta de ERC y ICV, se necesita un sunami inimaginable, y por tanto poco deseable.

Se han iniciado los quince días del ultimátum de Oriol Junqueras a Artur Mas para que convoque elecciones. Las elecciones que iniciarían los 18 meses hacia la independencia unilateral. Junqueras se debate ante el temor a Podemos, que podría romper la mayoría secesionista en el Parlament, y su inesperada pérdida de liderazgo tras el 11N. Ha apuntalado tanto a CIU, que pasada la comedia del 11N, o con los presupuestos, y oponiéndose a la comparecencia de Artur Mas ante la Comisión Pujol,  su ascenso político se ha detenido… y a la baja. Ya no amenaza con detener la economía catalana, e incluso sus apariciones televisivas en TV3 han mermado.

Y en cuanto a las corrupciones, si el año acaba con el Caso Pretoria a punto para juicio, la semana próxima Rajoy visitará Andorra. Inaudito, Andorra no existía para los altos dignatarios españoles. Dicen que su visita se centra en la doble imposición. Veremos cómo evoluciona el Caso Pujol.


En cuanto a noticias menores descubro en Internet que la Jueza de Sabadell Beatriz Faura Aranda insiste en las irregularidades de contratación en el Caso Mercurio con Manuel Bustos y la Federación de Municipios de Cataluña como protagonistas. Y que la Oficina Antifraude de Cataluña archiva las investigaciones por supuestas adjudicaciones irregulares por parte del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona. Se despacha con una reprimenda a Enrique Lacalle del PP por compaginar negocios propios con cargo en el Consorcio, y aquí paz y después gloria.

LA VOZ CHANNEL