Xulio Ferreiro provoca el DESCRËDITO político y lleva las mareas de Galicia en compañía de Bieto Lobeira y Americh al desprecio más absoluto.

Xulio Ferreiro provoca el DESCRËDITO político y lleva las mareas de Galicia en compañía de Bieto Lobeira y Americh al desprecio más absoluto.

Por Miguel Delgado. Presidente de Pladesemapesga.

El descrédito de la política gallega se pensaba que estaba protagonizado por el PPdeG y PSOE, nada más lejos de realidad, solo hubo que gobernaran 30 días  los mareantes para verle el "culo a la perdiz" un fenómeno que, según estudios y encuestas, se ha extendido como la peste por Galicia y el mundo político en España.

Nadie puede negar o afirmar la postura del que suscribe para comprender hasta donde puede llegar la habilidad del engaño por los nuevos políticos corruptos, malos administradores, y en tan poco tiempo con escándalos al descubierto, injusticias, privilegios de unos pocos, demagogia y otras pestilencias que han alejado a la gente común del prestigioso arte de gobernar.
Tan solo 30 días para tener los primeros enfrentamientos por colocar y recolocar “amiguetes” a la sombra de puestos legales de confianza para amamantarse de la “teta pública”.

Ya hay casi “hostias” para colocar amigos sin concurso público y mucho menos con la participación de la ciudadanía en Emalcsa y su Fundación Emalcsa, EDAR de Bens, los Consorcios de la Música y de Turismo, la Fundación Luis Seoane, el IMCE y gabinetes de prensa, asesorías y un largo etc que abrumarían al aletargado lector ante tanta corrupción..

De ahí que XULIO FERREIRO consiguió llevarnos al “huerto” de las campañas que prometían cambiar,  renovar las caras y la forma de hacer política,  limpiar las prácticas y comenzar desde cero, si los ciudadanos les dan primero sus votos.

Pues va a ser que nó… Utilizaron una deseada verdad con bien intencionados y honestos deseos, pero es estadísticamente imposible  por la MAMANDURRIA que supone tirar  del “teto institucional” y de un sistema político que precisamente les situó ahí.

Menos aún cuando vemos y escuchamos a estos ILUMINADOS DE LA SOLUCIÖN DE LAS MISERIAS HUMANAS, emblemáticos simpatizantes de PODEMOS que ahora a la vista de la “ubre pública” reniegan  de su militancia públicamente, pero participando de las decisiones inducidas de los crápulas destronados de sus propios partidos, es el caso de Americh o Bieito Lobeira cuya pareja en el Aeropuerto de Compostela supera con creces los ingresos del resto de los mortales sin que se avergüencen de ello.

Sr Lobeira, Usted esta y estaba al frente de la catástrofe del Prestige, donde esta el dinero de los miles de voluntarios que llegaron a Galicia y que pueden superar los 80 millones de euros, “ventilados” por Evaristo Lareo Viñas sin ningún tipo de explicación y que se suman a los del Mar Egeo y un largo etc… ¿ Es que no vio tajada ?, pero en el juicio pedía responsabilidades a diestro y siniestro al estar pendientes las partidas o indemnizaciones bajo sentencia judicial..

Pues Sr Bieito Lobeira, como que se le ha visto la “sardina” que llevo al Parlamento ya momificada, al utilizarla como moneda de cambio para sus intereses personalísimos y privadísimos que nada tienen que ver ni benefician al pueblo gallego.

Tenemos que preguntarnos forzosamente ante las circunstancias….

Estará sirviendo el dinero de las partidas del Prestige para financiar las “Mareas en Galicia”, por que las cuentas de las mismas no aparecen publicadas por ninguna parte que conozcamos, sobre todo ante la jactancia de tantas solicitudes de transparencia, por ello las dudas son muchas y las razones más que suficientes.

Cuando las calles están plagadas de niños hambrientos, de parados de, emigrados, gente solitaria que solo le queda el suicidio tras creer en sus discursos y promesas electorales junto a un programa que pareciera ser “jakeado” para justificar su incumplimiento, prometiendo romper los privilegios de los viejos políticos y abrir las puertas para respirar la podredumbre o la igualdad en el acceso a las oportunidades.

Soy asiduo paseante de la Plaza de María Pita, y a pesar de lo dicho y de la HOLA DE CALOR, las “FIESTRAS” permanecen cerradas a cal y canto…

Cuando en las redes sociales vemos a sus acólitos o a grandes oradores de los 140 caracteres de twitter  jurando y perjurando combatir las injusticias de las humillaciones a la sociedad de gobiernos precedentes  o escucharle a Usted Sr Xulio Ferreiro en las radios que van a su reelección de las próximas elecciones a través de las mareas vendiendo la confianza en PODEMOS del 90% de sus votantes y se comprometen con el recambio solo nos entran ganas de “VOMITAR”.

Llevamos meses oyendo a  gente de su catadura moral que jura y re que te jura que hará lo que no hizo o lo que sabemos que jamás podrá hacer por sus compromisos o ideología, cuando se levantan de las mesas de negociaciones cuando los sueldos de más de 2 mil euros al mes les parecen poco…. ¿ POCO PARA UNAS GENTES? que en su mayoría llegan del paro o ante una generación donde su sueldo tras 12 horas de trabajo no superan los 700 euros al mes, y como les parecen poco los 2 mil, se dan de “hostias” para hacerse con los cargos en consejos de administración de los entes con marcado carácter municipal.
Pobres de nosotros si llegan a la Diputación…..

Y es así como pretenden ganarse, sino la confianza, de las personas “irónico”, esa ironía se vuelve preocupante.

Es, por decir lo menos, paradójico, que el desinterés en la política generado, entre otras cosas, por el mal nivel de quienes la ejecutan, ahora la MAREA ATLÄNTICA haya dejado la puerta abierta a la falta de fiscalización ciudadana y permita que nos enfrentemos a situaciones que sólo se explican por vacíos legales, una alta dosis de falta de pudor, la poca memoria de las personas, pero especialmente por el sistema binominal, que finalmente obliga a los ciudadanos a aceptar el candidato que el conglomerado le imponga, sea quién sea, sea cómo sea, pero eso sí, bajo asesorías financiadas para las que se reserva hasta el 83% del presupuesto, evadiendo así cualquier tipo de fiscalización o control de cientos de miles de euros públicos, por que ya nadie se fía de Usted ni de sus arreglos más cercanos a “trileros” que a una representación pública munipal.

Es así como Xulio Ferreiro engañó a toda A Coruña cuando se presentaba a la elección para alcalde de A Coruña con la referencia de PODEMOS  aunque ya es condenado por fraude al votante y con el deseo de que prospere pronto una MOCIÖN DE CENSURA PSOE-PP cesándolo de su cargo como alcalde y prohibiéndosele si es posible que pueda ejercer nuevamente como edil.

Y este es solamente un simple repaso de quienes dicen que van a defender al desahuciado cuando se pelean por los puestos y vocalías bajo el perpetuo olvido de los pobres, servicios sociales, y de todo tipo de conductas reñidas con la ética, porque si estuvieran fiscalizadas las papeletas de votación, XULIO FERREIRO tendría que entrar en Prisión, por fraude a su electorado, violación de sus más simples derechos de protección, por incumplimiento del programa y por “ peleas para asentarse 4 años en el sillón”..

La ley no establece trabas, salvo no haber sido condenado a pena aflictiva, para ser candidato a un cargo de representación pública, lo que en pro del acceso democrático al poder parece ser una buena medida, pero se hecha en falta mucha legislación que permita hacerles cumplir y caso contrario tener la posibilidad de un proceso judicial para meterlos en prisión, por que el daño causado en de gran alarma pública y sin solución para el voto “ROBADO” para lo contrario de su votación.

Antiguamente, eran los partidos los que velaban por el prestigio de sus representantes, pero ahora, ante la ausencia de fuerza en sus militantes, las exigencias parece que se han distendido, sobre todo al convertirlos en “amiguetes” colocados al pairo del burladero electoral.

Y es quizás el descrédito y la falta de interés ciudadano en la política la madre de todos los vicios, pues sin una ciudadanía presente y fiscalizadora la manga es ancha y a día de hoy, Xulio Ferreiro solo se ha prodigado al más alto nivel de la “CASTA”, sin aplicar  la tarea de gobernar.

Terminamos votando por los que parecían menos malos, porque no hay más opciones y caímos en la vieja trampa del feriante o trilero de salón y a la vista de situaciones inaceptables.

Si hay alguien  a quien juzgar públicamente en la Plaza Mayor, es a Xulio Ferreiro, por que ha utilizado las armas más ruines de aprovecharse de las debilidades humanas para entrar a la carroña política como la hiena salvaje en pos de cadáveres que alimente sus entrañas malolientes a prueba de todo tipo de ética, moral, o representación.