¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

El coste financiero por liquidar una deuda tributaria fuera de plazo o por solicitar un aplazamiento en el pago de un impuesto se situará en el nivel más bajo de la historia reciente.


El coste financiero por liquidar una deuda tributaria fuera de plazo o por solicitar un aplazamiento en el pago de un impuesto se situará en el nivel más bajo de la historia reciente. Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 contemplan que el tipo de interés de demora quedará fijado a partir de enero en el 3,75% frente al 4,375% vigente hasta diciembre. Supone el nivel más bajo de la serie histórica del Banco de España que se inicia en 1973. Los contribuyentes asumirán un menor coste cuando soliciten un aplazamiento tributario, algo muy habitual durante la crisis. Y esta menor carga también se producirá por pagar impuestos fuera de plazo o en el caso de recibir una sanción que incluyen intereses de demora.

Hacienda exigirá un 3,75% por postergar el pago de impuestos sin aval y, con garantías, un 3%

LA VOZ CHANNEL