¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Mayorías y coaliciones, ¿qué es lo más democrático?

Mayorías y coaliciones, ¿qué es lo más democrático?

Yo nunca he entendido muy bien todo el asunto de las elecciones y de cómo se computan y tratan los votos de los ciudadanos; a poco que me he puesto a pensar en ello siempre he terminado pensando que el voto es manipulado con la excusa de que es por el bien del pueblo (como los de Tráfico: por nuestra seguridad). Eso de mayorías y coaliciones, y quién manda o deja de mandar después de cada votación y los miles y miles de votantes que quedan con la boca abierta cuando ven que su voto es utilizado (o manipulado) para formar una colación con un partido al que ellos nunca, jamás, hubiesen votado, es patético. Es normal que ante una cosa así se sientan traicionados.

Mayorías y coaliciones. ¿Tiene sentido lo de la lista más votada?

#mayorías y coaliciones
Mayorías y coaliciones, o la perversión democrática
Desde mi ignorancia político-electoral, siempre he pensado (incluso antes de tener edad para votar), que debería gobernar quien más votos tiene. Tal vez sea un modo muy simplista de ver las cosas, o de una lógica púber, pero ¿no se trata de eso lo de votar?: que cuente la opinión de la mayoría, ¿o no? Pues no, no es así, nunca ha sido así y eso es lo que no he entendido jamás del sistema democrático.
Ahora los del PP intentan cambiar la ley electoral para que gobierne la lista más votada, lo cual, he de decir, que desde una postura aséptica, me parece de lo más lógico. Cierto que tampoco soy un completo idiota y sé que eso lo promueven ahora que es cuando les interesa y no antes porque han sido los primeros en aprovecharse de las coaliciones cuando les ha venido bien. De hecho, si no recuerdo mal (lo de la política no lo sigo de cerca, todo hay que decirlo) Rita Barberá empezó gobernando en minoría. Por eso, querer cambiarlo ahora puede parecer inoportuno (o más bien oportunista), pero creo que habría que pensarlo bien y... ¿por qué no? ¿Por qué no hacer un referéndum en el que la gente simplemente diga si quiere que gobierne el partido más votado o no? Es posible que ni siquiera ese referéndum sirviera de mucho porque podría estar viciado desde el principio, muchos que votan a minoritarios que pueden pensar que nunca podrían gobernar los suyos, pueden creer más prudente mantener el sistema actual que puede servir de coladero a las personas más insospechadas. No lo sé, puede que no lo sepa nunca, pero lo que sí sé es que yo creo que debería de gobernar quien más votos es capaz de recolectar.
El otro día vi un chiste que resumía el asunto de manera brillante:
9 amigos se reúnen para preparar una comida y deciden hacer votaciones:
4 votan por comer paella
3 votan por la fabada
2 votan por barbacoa
El sentido común apunta por la paella en este caso porque hay mayoría, pero alguien decide hacer una coalición llamada «Fabes a la barbacoa». ¿Cuál es el resultado? Ninguno de los nueve come lo que quería y, además, el resultado: fabes a la barbacoa, es nefasto culinariamente hablando. Claro que, eso sí, es muy democrático y todos tendrían que disfrutar de la comida.
A mí me da la sensación de que vamos a comer muchas de esas «fabes a la barbacoa» a partir de ahora.
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL