Grandes empresarios dan luz verde al “Informe Pelícano” para liquidar políticamente a Rajoy

Grandes empresarios dan luz verde al “Informe Pelícano” para liquidar políticamente a Rajoy


Empresarios del Ibex 35 han dado luz verde al “Informe Pelícano”, un demoledor dossier elaborado por el aparato policial y de inteligencia controlado por el PSOE sobre la corrupción en la dirección del Partido Popular con objeto de liquidar políticamente a Mariano Rajoy.

El “Informe Pelícano” ha sido elaborado por agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial próximos al PSOE y al que fuera ministro socialista del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba.

La UDEF ha destapado en los últimos años las principales tramas políticas de blanqueo de capitales y corrupción de los dos partidos políticos mayoritarios.

Las primeras filtraciones sobre la existencia del “Informe Pelícano” han provocado conmoción en la Presidencia del Gobierno, al conocer que el dossier elaborado con datos de la UDEF apunta directamente a la dirección del Partido Popular y, en concreto, a Mariano Rajoy.

Pero lo que más preocupación causa en La Moncloa es el hecho de que el “Informe Pelícano” cuenta con el apoyo de destacados empresarios del IBEX 35 cercanos a las posiciones socialistas.

Reuniones de empresarios

Este grupo de empresarios se reúne periódicamente en el domicilio madrileño de uno de ellos y llevan meses, con la ayuda de un influyente editor de prensa, trabajando en un plan para desalojar a Mariano Rajoy del poder. Fruto del mismo ha sido la elaboración del mencionado “Informe Pelícano”.

La estrategia acordada sería filtrar el informe al director de un periódico digital de próxima aparición que lo publicaría por capítulos con el fin de dinamitar la credibilidad política del candidato del PP a las elecciones generales del próximo diciembre.
El Informe Pelícano cuenta con el apoyo de empresarios del Ibex 35 cercanos al PSOE

El “Informe Pelícano” revela datos y documentos que prueban las acusaciones del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, sobre el pago mensual de importantes cantidades de dinero a la dirección del partido procedente de donaciones y comisiones. Así como el entramado de empresas para ocultar los fondos recibidos.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha abierto una investigación interna con personas de su confianza para descubrir la identidad de los agentes que han elaborado el “Informe Pelícano” y hasta qué punto forma parte de una operación más compleja con la finalidad de desalojar al PP del poder.

Sustituir a Rajoy

Los empresarios valedores del informe confían que con su publicación Mariano Rajoy desista de presentarse nuevamente como candidato a la Presidencia del Gobierno. Aunque el político gallego transmite la idea de que encabezará la lista del PP, fuentes cercanas a La Moncloa no descartan una “sorpresa de última hora” con un candidato que sea aceptado por el Ibex 35, un poder fáctico con más influencia de la que se le supone.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no tendría el apoyo de los grandes empresarios a pesar del enorme poder acumulado en los cuatro años de legislatura al tener bajo su mando el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuyos informes tocan todos los aspectos de la vida española.

Su acceso a la información más confidencial provoca la desconfianza de Rajoy. En esta clave se interpreta la decisión de Rajoy de nombrar responsable de la campaña electoral a su jefe de gabinete, Jorge Moragas. La principal misión de Moragas sería, según las citadas fuentes, “cortocircuitar” cualquier influencia de Sáenz de Santamaría en la elaboración de las listas electorales.

El “Informe Pelícano” sería el primero de tres dosieres con datos comprometedores para la dirección del Partido Popular elaborados tanto por policías como por miembros de los servicios de inteligencia cercanos al PSOE.