¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Quejas contra Hacienda, ahora más que nunca

Quejas contra Hacienda, ahora más que nunca

En numerosas ocasiones he hablado en este blog sobre las quejas contra Hacienda. Estoy convencido de que durante unos años ostenté el récord no oficial de quejas presentadas (en un período de menos de dieciocho meses presenté cerca de novecientas). Siempre he animado y sigo animando a todos a que se presenten quejas contra Hacienda cuando haya un mínimo motivo para hacerlo, por pequeño que sea. La presentación es sencilla y ahora se puede hacer incluso telemáticamente (yo soy de los que prefiere presentarlas en mano). Basta con dirigirse al Consejo para la Defensa del Contribuyente y presentarla en cualquier Agencia Tributaria, preferentemente aquella que haya ocasionado el problema. Si todos presentáramos quejas cuando se abusa de nosotros como contribuyentes, cuando se nos ningunea o cuando se aplican las normativas de manera incorrecta y perjudicial, conseguiríamos muchos cambios.

Aumentan las quejas contra Hacienda pero la reacción del fisco es patética: lo ve «normal»

#quejas contra hacienda
Aumentan las quejas contra Hacienda pero todavía son muy pocas
El simple hecho de que desde dentro vean esto de las quejas contra Hacienda como algo «normal» es preocupante porque evidencia la poca voluntad de cambio que tienen. Estoy convencido de que esta actitud pasota acabaría cambiando si ningún contribuyente dejara de presentar las quejas que correspondería presentar. Lamentablemente, su pasotismo se alimenta con el nuestro.

Algunas cifras sobre las quejas contra Hacienda


Con un total de diecinueve millones y medio de contribuyentes, durante el 2014 solo han habido 15.391 quejas. Bajo mi punto de vista, aunque suponen un incremento interesante sobre cifras de años anteriores, siguen siendo muy pocas, poquísimas si atendemos al descontento generalizado que se oye en la calle. Pero claro, es muy fácil quejarse en la intimidad de lo que Hacienda hace, pero no lo es tanto animarse a presentar una queja formal; unas veces por desconocimiento, por no saber cómo expresarse o por no tener claros los argumentos, otras por no querer gastarse un dinero si necesitamos de un asesor para que la escriba en nuestro nombre; pero la mayoría de los casos es por simple miedo. Plantarle cara a Hacienda aún se considera un deporte de riesgo.

[box type="warning"]
En 2015 se han presentado 15.391, lo que supone 3.700 más que en 2013 (+31,5%). El triple de las que se presentaban en el año 2000: 5.939.
La mayoría de las quejas del 2014 iban directamente dirigidas a la propia Agencia Tributaria (12.248).
[/box]
Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL