¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Hacienda abre la veda de cazadores

Hacienda abre la veda de cazadores

Que la caza (y en especial la caza mayor) mueve mucho dinero, es algo muy sabido. Que mucho de ese dinero no se declara, también es sabido, y que muchos cazadores distraen buena parte de su dinero negro en esa afición, tampoco es algo que a estas alturas pase desapercibido. En definitiva, que siempre que sale alguna noticia contra la caza o los cazadores, aparecen voces en su defensa precisamente diciendo que es un negocio del que vive mucha gente. Puede que de tanto insistir en ese argumento (un arma de doble filo como otra cualquiera), el fisco se haya dado por aludido y por eso Hacienda abre la veda de cazadores.

Hacienda abre la veda de cazadores porque se trata de un indudable filón recaudatorio

#Hacienda abre la veda de cazadores
Hacienda abre la veda de cazadores. ¿Cazarán mucho?
Es la ONIF (Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria la que quiere empezar por la Comunitat Valenciana. El requerimiento ha sido recibido por la Consellería de Medio Ambiente que deberá contestar con amplia información sobre las temporadas de caza desde 2012 hasta 2015, ambas inclusive. Tendrá que detallar: todas las cacerías de caza mayor, los cotos de caza donde se realizaron, los datos de los cazadores participantes, las fincas en las que tuvieron lugar y las reses abatidas.
Evidentemente este es el primer paso para abrir numerosas inspecciones posteriores, no solo a los profesionales de la caza, sino a los propios cazadores. ¿Qué pueden temer estos últimos? Pues entre otras cosas que si el gasto que han tenido en esas monterías ha sido muy elevado y no coincide con su nivel de renta declarado, eso de por sí ya es un serio problema. Pero también han de tener en cuenta que en muchas de esas cacerías acaban retirando sin cargo las reses abatidas (o algunas de ellas). Eso, sí o sí, es una donación o retribución en especie que no creo que nadie esté declarando en su renta. Luego también están los trofeos, premios, etc., algunos de ellos valorados en más de veinte mil euros.
Trabajo van a tener un montón, pero seguramente les resultará muy rentable, tanto por las actas que acaben abriendo, como por la ingente información que podrán recabar y que les servirá para otras comprobaciones o investigaciones posteriores.
Si hay fraude (que seguro que lo hay) y la inspección va por los cauces correctos (esto ya es más dudoso), tampoco tengo nada en contra. Al fin y al cabo son actividades sujetas a impuestos como otras cualesquiera. Espero, eso sí, que respeten escrupulosamente la ley y los derechos de los contribuyentes.
Ramón Cerdá


LA VOZ CHANNEL