¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

HARTOS DE MENTIRAS Y ENGAÑOS


HARTOS DE MENTIRAS Y ENGAÑOS

Autor: Florencio Garrido, Promotor del Movimiento Democrático de la Guardia Civil y Fundador de AUGC.

Si,"Los gobiernos autonómicos, los parlamentos y los cientos de chiringuitos inútiles".

Estoy hasta el gorro de tanto político, prensa parcial, engaño... Los primeros que deben bajarse el sueldo son los políticos y sus "brincacharcos" España tiene más políticos colocados a sueldo del Estado que Alemania, Francia e Inglaterra juntos. Los gobiernos autonómicos, los parlamentos y los cientos de chiringuitos inútiles creados por los políticos solo para colocar a sus amigos pesan como una losa de plomo sobre la economía española . Sin el lastre terrible de la política, España sería una de las naciones más prósperas de Europa, pero lastrada por casi medio millón de parásitos, se debate entre la ruina y el esperpento. La gran desgracia de España tiene nombre: los políticos, prensa, las autonomías.


Si,"Los gobiernos autonómicos, los parlamentos y los cientos de chiringuitos inútiles".
" Si los políticos son los parásitos que empobrecen España, los periodistas son sus grandes cómplices, pues saben que el tamaño del Estado español es insostenible y ruinoso y a pesar de eso lo defienden y ocultan cada día que los políticos son el mayor problema de España."
"Si al dinero que nos cuesta este Estado enfermo de obesidad se agrega el que España pierde cada ejercicio como consecuencia de la corrupción y el robo."
Si "Jueces, periodistas, intelectuales, profesores universitarios, empresarios, profesionales y los ciudadanos conscientes del país." CALLAN
SI todo eso sucede en España, ¿ No será que sucede porque la " constitución y el sistema electoral proporcional lo permite?.
El mayor engaño sufrido por el pueblo español en toda su historia. Nos referimos a la llamada Constitución, que no es tal, sino en realidad la Ley Fundamental de la Monarquía de Partidos. En ella se establecen las directrices para vaciar de competencias al Estado central a través del reparto autonómico.
¿Demasiado Estado? ¿Poco Estado? Parece que a muy pocos o a nadie se le pasa por la cabeza observar el problema en el Régimen de poder, y más específicamente, en los que dirigen el poder, los partidos políticos.
Para que ese reparto y el del inmenso botín económico que suponía se hicieran con normalidad, se necesitaba una ley electoral que, en lugar de ser representativa de la sociedad civil, lo fuera de los jefes de partido que hacen las listas. Y para no dejar ningún cabo suelto, impusieron en la Constitución la no separación de poderes estatales, poniéndolos en manos del ejecutivo. El poder legislativo y el judicial quedaban así sometidos al poder ejecutivo, lo que garantiza a este la total impunidad ante la corrupción, la malversación de fondos públicos, el nepotismo más absoluto y la prevaricación.
La Carta Magna fue el resultado de un simple reparto de poderes entre traidores: a sí mismos, a la libertad política constituyente y a la unidad de España. La Constitución de 1978 ha destruido la unidad administrativa del Estado, la unidad de mercado, todas las referencias éticas en lo público y las morales en lo privado, ha aniquilado el sentimiento patriótico de España y suprimido la representación política de los ciudadanos.
Los autores de este engendro son auténticos criminales de la paz, porque no hay mayor delito que el de matar las esperanzas de libertad de un pueblo que llevaba casi 40 años sin conocerla. Fue el asesinato de la libertad colectiva y el abuso sin medida de las libertades individuales por parte de los oligarcas.
A día de hoy, el Estado de las autonomías ha destruido la unidad de la conciencia de España; arruinado la economía nacional, destruido la clase media, que lo tiene más que merecido por ser el principal sostén de estos miserables; convertido en mileuristas o menos al 60% de los trabajadores ocupados y llevado a la pobreza y al hambre a mas de tres millones de españoles. Y lo único seguro para 2017 son nuevos recortes pensiones, salarios y desempleo y más injusticia social.


Florencio Garrido 

"Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo. 
Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu corazón. Incluso si eres una minoría aunque sea de uno sólo, la verdad sigue siendo la verdad". 

Mahatma Gandhi

LA VOZ CHANNEL