Uno de los tres jueces de la Sala discrepa porque se renueve la prisión "de forma automática y sin revisar" las circunstancias.

Uno de los tres jueces de la Sala discrepa porque se renueve la prisión "de forma automática y sin revisar" las circunstancias.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado la apelaciónde Francisco Correa contra la decisión del magistrado Antonio Pedreira de mantenerle en prisión preventiva.
No obstante, uno de los tres magistrados de la Sala de lo Civil y Penal ha expresado sus discrepancias con esta decisión.En un auto, los jueces Francisco Vieira, Emilio Fernández Castro y José Manuel Suárez Robledano acuerdan desestimar el recurso de apelación de Correa contra un auto dictado por Pedreira el pasado 24 de noviembre en el que desestimaba su puesta en libertad a solicitud de su letrado José Antonio Choclán.No obstante, el auto cuenta con un voto particular formulado por el magistrado Emilio Fernández Castro frente al acuerdo mayoritario adoptado por la sala. De este modo, solicita que se estime el recurso para la puesta en libertad del empresario dos años después de ingresar en la prisión de Soto del Real.La Sala argumenta que en este momento subsisten las circunstancias que ya antes llevaron a mantener la improcedencia de la libertad provisional. Además, añade que esta medida cautelar sigue pareciendo como "proporcionada a la gravedad de los hechos".Pese a ello, el magistrado Fernández Castro discrepa en su voto particular con la resolución de Pedreira, que, según dice, no ha "cubierto el deber de motivación" y se ha limitado a dar por reproducidas las anteriores resoluciones en las que se denegó la libertad a Correa.En este sentido, subraya que la ley contempla que un imputado pueda ser "preso y puesto en libertad" cuantas veces sea procedente en el curso de una causa y que "no es posible aceptar de modo automático y sin revisión alguna" las circunstancias de un momento anterior.En el recurso que Correa presentó contra el auto en el que Pedreira rechazó el pasado 24 de noviembre ponerle en libertad, el procesado solicitó su excarcelación argumentando que la imputación del juez Baltasar Garzón en el Tribunal Supremo por ordenar escuchas entre los imputados en prisión y sus abogados demostraba que toda la investigación está viciada desde su origen.El TSJM considera, sin embargo, que aunque aún debe resolverse ante el instructor el incidente de nulidad sobre las escuchas telefónicas, existen indicios que apuntan a la responsabilidad de Correa y justifican que permanezca en prisión.