Medio Rural realiza informes falsos y denuncias para ocultar sus propias felonías contra los ciudadanos.

Medio Rural realiza informes falsos y denuncias para ocultar sus propias felonías contra los ciudadanos.

La Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia remitió hoy una misiva a la titular de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana para que intervenga y ordene el fin de la vulneración de los derechos humanos.

Afirman los demandantes que Rosa Quintana y la Consellería pareciera, fuese un acuertelamiento militar bajo la dictadura más severa donde de puertas afuera solo existe el enemigo, convirtiendo los derechos ciudadanos en algo digno del país de ALICIA EN EL PAÏS DE LA MARAVILLAS y que no es de este mundo.

Pero no solo estes dicentes y entes sociales, así partidos políticos de la oposición no dudan en atribuirle a Usted, relaciones PELIGROSAS de los imputados de la Operación ZETA, a los que se les ha regalado dinero público de esa Consellería para supuestamente realizar cursos de formación, sin entrar en otros muchos hechos ya documentados, dice los demandantes.

En todo el estado, como sucede en Galicia, sobre todo ante las encuestas del CIS 3-11-2014 donde su Partido cae a la última fila en intención de voto y a porcentajes jamás conocidos por la nefasta y continuada vulneración de derechos humanos, la sociedad civil está acudiendo de forma creciente a convocatorias sociales para impedir que personas como Usted y su Presidente el Sr Núñez Feijóo al que se le vincula en los medios de comunicación con variadas tramas corruptas y gentes de dudosa reputación (Marcial Dourado)  que vulneran la normativa sobre Derechos Humanos de la ONU y de derechos fundamentales de la Constitución española, haciendo uso del derecho y el deber de protección y promoción de los Derechos Humanos reconocido internacionalmente y en la Constitución.

Sin embargo, con frecuencia se recaba el uso de dinero público en “chiringuitos” montados al efecto, (Fundación Fremss, entre otros)  para decir los mismos que la conforman en su padroado que se garantizan los intereses de las entidades representativas del sector en una clara contradicción con la obligación de protección de los Derechos Humanos de sus destinatarios.

Denuncian que todo ello se hace a pesar de que la información es un derecho fundamental protegido jurídicamente, las instituciones democráticas permiten que ese derecho se subordine a al reconocimiento a los intereses de los altos cargos en sus formas de entender lo público y que muy posiblemente les conviertan en TESTAFERROS de otros intereses más ocultos a la ciudadanía, pero que dado el momento, es posible no tarden en salir a la luz pública.


Mientras no se actúe judicialmente contra los causantes de la actual vulneración masiva de los derechos vulnerados en su Consellería, seguirá aumentando la desconfianza y la distancia entre los poderes públicos, también el judicial, y la sociedad a la que deben servir, o lo que es lo mismo, podría convertirse Usted en una de las personas más odiadas por la ciudadanía gallega.