Big Eyes, una idea malograda

Big Eyes, una idea malograda

Los ojos pueden ser las ventanas del alma, (frase acuñada por la pintora Margaret Keane que el falsario de su marido usaba para la venta de los cuadros, pintados por ella y firmados por él).