¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

El jefe de la Guardia Civil de A Coruña, denunciado por falso testimonio

El jefe de la Guardia Civil de A Coruña, denunciado por falso testimonio

05.01.2016 | 00:30
El comandante de la reserva Virgilio López Rico presentó una denuncia ante la Fiscalía por falso testimonio contra el coronel Francisco Javier Jambrina, actual jefe de la Comandancia en A Coruña y exjefe de la Policía Judicial y exresponsable de operaciones de la Comandancia de Oviedo. El denunciante acusa al coronel de mentir por decir que siendo jefe de la Policía Judicial en Oviedo había recibido órdenes verbales del juez de Castropol (Asturias) para detenerlo. Y es que el magistrado declaró no haber dado orden alguna a Jambrina. López Rico terminó pasando seis meses en la cárcel.
El conflicto entre ambos cargos de la Guardia Civil surgió en julio de 2000 cuando el entonces teniente López Rico, destinado en Vegadeo (Asturias), dio cuenta a la Jefatura de la Comandancia de Oviedo de la existencia de irregularidades en las reclamaciones de carburante de los vehículos oficiales del puesto, un fraude de poco más de 300 euros. Sus superiores le dieron orden, según explica, de dejar el asunto puesto que uno de los autores del supuesto fraude estaba conectado familiarmente con elnúmero dos del entonces director general de la Guardia Civil, Joan Mesquida, tal y como denuncia López Rico.
Como en Oviedo no le hicieron caso, López Rico trasladó su denuncia a Madrid. Se abrieron unas diligencias judiciales, que se acabaron sobreseyendo. López Rico continuó con su guerra de escritos, y llegó a insinuar prácticas poco decorosas de sus mandos.
López Rico se vio involucrado en una investigación por prostitución, que le valió ser suspendido de empleo durante un año e incluso ser detenido, en mayo de ese mismo año, por un supuesto falso testimonio, un arresto que practicó el propio Jambrina. Ni el fiscal ni el juez instructor encontraron razones para acusar a López Rico, y el Supremo terminó revocando la suspensión.
López Rico acaba de cumplir seis meses de cárcel por insultar precisamente a Jambrina, al que afeó por carta que se hubiese dedicado a perseguirle, mientras se fraguaba la venta de la dinamita del 11-M. Jambrina declararía en el juicio del 11-M que no había investigado la trama de la dinamita porque no le habían dejado.
El tribunal militar de A Coruña abrió unas diligencias por la carta, y terminó interrogando en 2009 a Jambrina sobre las circunstancias de la detención. El entonces teniente coronel reconoció haber detenido a López "por orden del de Juzgado de instrucción de Castropol", aunque quiso significar "que se trataba de una orden verbal".

LA VOZ CHANNEL