¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Error judicial, sale otro a la luz. ¿Cuántos se cometerán sin saberlo?

Error judicial, sale otro a la luz. ¿Cuántos se cometerán sin saberlo?

Otro error judicial sale a la luz y eso es muy preocupante porque se trata de la punta del iceberg. ¿Qué digo la punta?, estoy seguro de que apenas es una irrisoria parte de los que ocurren. Y como en tantos otros casos, la publicidad que se da de ello es mínima. Un asunto así tendría que salir en los telediarios de todas las cadenas durante seis meses seguidos para ver si nos mentalizamos de una vez por todas de que el hecho de que imputen a alguien no significa que sea culpable... Ni siquiera si llega a juicio y es condenado. Ni entonces podemos estar seguros de la culpabilidad. ¿Cómo hay tanta gente que se atreve a manifestarse ante la culpabilidad de alguien en la primera noticia de que es detenido o imputado? ¿Quiénes somos para juzgar con tanta superficialidad a los demás? ¿Y si eso nos llega a ocurrir a nosotros? Sé de más de uno que lo tendría bien empleado, pero tampoco se lo deseo, y no lo deseo porque también sé lo que es que se le imputen a uno una serie de delitos sin haberlos cometidos y lo estén amenazando durante años y años con meterlo en la cárcel. Tenemos un sistema de justicia que es una pena.

Error judicial. Esta vez le ha tocado a un joven que ha pasado ocho meses en la cárcel acusado de violación

#error judicial
Error judicial. ¿Un caso aislado? Nada de eso; estas cosas ocurren demasiado a menudo y solo unas pocas veces acaban saliendo a la luz.
Y a pesar de todo, todavía puede darse con un canto en los dientes porque solo han sido ocho meses (y no décadas como otras veces) y además la indemnización es muy superior a las que he comentado en otras ocasiones en este mismo blog. Y no digo con eso que me parezca suficiente, porque 70.000 euros (en realidad son 100.000 porque ya le dieron 30.000 cuando salió de la cárcel) por estar ocho meses en la cárcel sin haber cometido el delito y teniendo la vida destrozada por ser considerado un violador, no se paga con dinero. No hay bastantes billetes de 500 euros en el mundo para compensarlo.
Dada la poca visibilidad que tienen estas noticias, desde hoy me comprometo a publicar cualquier error judicial del que tenga noticia. Será mi pequeño grano de arena para colorearle la cara a aquellos que no les importa provocar este tipo de injusticias.

Error judicial: Ahora me dirijo a todos los policías, fiscales y jueces:

Recuerden todos ustedes que es mucho mejor que un culpable no vaya a la cárcel, antes de que un inocente acabe condenado.
Esta vez fue José Eligio Otero Martínez, que estuvo encarcelado desde el 30 de junio de 2011 hasta el 14 de marzo de 2012 ¡por una prueba de ADN! ¿Confusión o complot policial como el que comentaba hace unos días?
El abogado solicitó un segundo análisis y se demostró que la Guardia Civil se había ¿equivocado? al etiquetar las pruebas.
Dice Otero: «A mí me han destrozado la vida. Fueron muy rápidos para encarcelarme, pero tardaron mucho en reconocer el error y no son nada generosos con la indemnización». «La cárcel no es un sitio donde se aprecie a los violadores».
Salió absuelto del juicio, pero ya llevaba ocho meses en prisión provisional, algo que yo siempre he dicho que es una atrocidad. Nadie tendría que pasar un solo día en la cárcel con la excusa de... «por si ha hecho algo». Ya es hora de que cambien el nefasto sistema que tenemos.

Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL