ADA COLAU Y ANNA GABRIEL

ADA COLAU Y ANNA GABRIEL

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-8-2016. A la fuente inagotable de tonterías de Puigdemont y TV3 los barceloneses añadimos y gozamos las de Ada Colau, nuestro alcalde. Pedir que denunciemos los pisos turísticos ilegales, o sea si nuestro vecino se gana unos euros con el chollo del turismo, parece regresar al pasado. Ese pasado que pretende recordemos retirando bustos y estatuas, o exhibiendo la ecuestre de Franco en el Borne. Nunca supe que debieramos denunciar a nuestros vecinos por sus 'realquilados'. 

No es una tontería grave, pero si destacable. Apenas una culebrilla de verano sumada a la guerra que se lleva con los manteros. Pretender profundizar en la turbulenta 'realidad social barcelonesa' contentando a todos y a sus viejos postulados de redentora de los pobres y deshauciados o 'sin papeles', conduce al propio descrédito, o cabreo de la Policía municipal a sus órdenes.

Incomparable con la enorme pitón ¡pero venenosa! que suelta Anna Gabriel de la CUP. De hecho suelta este verano tantos sapos y víboras que en pura metáfora o moraleja podrían acabar con los turistas y los pisos patera-okupo-turísticos, y ¡hasta con los manteros! o con los comerciantes que se quejan. Lo del 'golpe de estado judicial' de Anna refiriéndose al Constitucional, ignoro si se cruza en su prolífico cerebro por el 23-F o por Franco. Nuestros 'progres' padecen tan extraño virus 'dictatorial franquista' que cuando consiguen el gobierno de cualquier país, pueblo o ciudad, lo convierten de inmediato en una 'dictadura' con los clásicos íntimos al mando.