¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Actitud policial preocupante. ¿Se nos va esto de las manos?

Actitud policial preocupante. ¿Se nos va esto de las manos?

Tengo la sensación (aunque es solo una sensación) que cada vez hay más gente que quiere ser policía. Supongo que algunos lo serán por vocación (eso de la lucha contra el crimen y la corrupción y cosas así), pero muchos lo son por lo que implica ser policía (cuestión de autoridad, uniforme...). Y esa sensación que tengo por lo que observo a mi alrededor, se hace más evidente cada vez que sale una noticia en la que algunos policías (a menudo jóvenes) cometen sin ningún pudor abusos de todo tipo. Esa es la actitud policial preocupante a la que me quiero referir. Ejemplos pueden haber muchos, pero me voy a centrar en una noticia reciente:

Actitud policial preocupante: Municipales contra Guardia Civil

Esta vez han sido dos policías locales de Leganés. El Ministerio Fiscal pide para ellos dos años y tres meses de prisión, más una inhabilitación de diez años.
#Actitud policial preocupante
Actitud policial preocupante. Si se maltratan entre ellos, ¿qué no harán con nosotros?
Resumo los hechos según los cuentan las noticias a las que he tenido acceso:
Los dos municipales se encontraban en una intervención en las inmediaciones de un cuartel de la Guardia Civil. Los hechos se remontan a septiembre de 2013.
El guardiacivil implicado estaba prestando servicios de protección y seguridad en las instalaciones (de paisano y armado). Se dirigió a los municipales identificándose como miembro de la Guardia Civil para interesarse por la actuación que estaban llevando a cabo en esos momentos.
Por lo visto eso no les gustó y no le facilitaron la información. Además, se lo quisieron quitar de encima con frases fuera de lugar: «vete por ahí»; «métete dentro del cuartel y déjanos trabajar».
Uno de los municipales lo agarró del brazo y el guardiacivil puso su mano en el pecho para apartarlo.
El guardiacivil acabó detenido por agresión. Detención que duró diez minutos, hasta que miembros de un tercer cuerpo policial (Policía Nacional) intervinieron.

Sin duda estamos ante una actitud policial preocupante. Si se tratan así entre ellos, ¿qué no harán cuando el tercero sea un ciudadano normal y corriente como usted o como yo?
Siempre he dicho que lo de la cárcel en un caso de estos para mí es secundario, pero en lo que tendrían que ser estrictos es en apartarlos a perpetuidad de cualquier cuerpo policial. Este tipo de gente no puede seguir teniendo rango de autoridad sobre un ciudadano. Son escoria.

Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL