Breve carta a un político de nuevo cuño de Podemos. A Juan Antonio Delgado Sindicalista de la Guardia Civil y Diputado de Podemos.

Breve carta a un político de nuevo cuño de Podemos.

Estimado Juan, hace unos días salió un supuesto escándalo que puede ser un concurso de delitos, especialmente de malversación de fondos cometidos por altas jerarquías del Estado, como debes conocer me refiero a el caso Barbará Rey. Ahora me pregunto como ciudadano con derechos: "Qué vais a hacer los políticos de nuevo Cuño al respecto? . Recordarás y si no te lo recuerdo yo, que en el Norte nos freían a tiros y a desprecios, que en las calles quedaron muchos compañeros tuyos y míos, y muchas familiares viudas y huérfanos. que muchos Guardias Civiles compañeros tuyos perseguidos por cumplir con sus obligaciones legales que era denunciar la corrupción, ejemplo la Operación Delictual Columna que tú tienes en tus manos y si la has leído de gravedad inquietante para la ciudadanía española al montar delitos contra los que tenemos la obligación de perseguirlos temerosos de que esta casta política corrupta pudiera ser descubierta. 
Compañero, tu que eres Guardia Civil y diputado, tienes la obligación de exigir a Fiscalía, en el Congreso y en todos aquellos foros nacionales e internacionales que se investigue la corrupción generalizada de los altos responsables del estado. Exigir que actúa Fiscalía , exigir que el ministro de justicia, el CNI y todos aquellos responsables de hechos tan graves respondan por ello.
Te recuerdo que mientras nosotros no teníamos ni coches para protegernos, no teníamos ni medios adecuados, trabajábamos veinticuatro horas sin vacaciones ni descanso y hasta nos teníamos que pagar el uniforme, el cual guardaba el sudor y la sangre cuando nos disparaban, otros con el dinero destinado a la lucha anti-terrorista celebraban juergas con el dinero de todos.
Juan Antonio los políticos de nuevo cuño se distinguen por nuevas actitudes, esperamos verte trabajando por la democracia y los Guardias Civiles que fuimos víctimas de las juergas de nuestros dirigentes incalificables.