EL PODER DE LA MENTE: SOÑAR

EL PODER DE LA MENTE: SOÑAR

La imaginación de los enamorados.

Eso que llamamos soñar, no es otra cosa que imaginar despierto un paseo con el ser amado, pasear de su mano, sentirlo cerca y hasta abrazarlo, mientras se ama con la mirada los ojos que transmiten amor.
En ese soñar, pensar e imaginar está también un modo de amar, no se siente la piel, pero alcanzas la sensación de sentirla, de crearla a tu modo.
Todo cuanto se ha vivido, o se piensa vivir pasa por la mente, y la alivia, en especial para aquellos que, por la distancia u otras circunstancias de la vida, están separados, y convierten ese sueño, o ese modo de imaginar en un bálsamo que durante esos instantes te hace evadirte de lo cotidiano y te sumerge en una fantasía necesaria.
El sueño, es como un analgésico de la fiebre, -como el Paracetamol- o esas otras medicinas que frenan el primer choque de una enfermedad hasta que se aplica el tratamiento real, es decir es lo que nos alivia el deseo de estar con el ser amado, hasta que un día se pueda hacer realidad el sueño o la imaginación.
El sueño para quien ama, es el ensayo del artista antes de la actuación, el paseo, la mirada, el abrazo es como la prueba del sonido del músico y del artista, el artista goza interpretando en el ensayo, y el amante goza con lo imaginado.

JOSMAN