Impunidad fiscal, cosas que Hacienda no dice

Impunidad fiscal, cosas que Hacienda no dice


A Hacienda le suele gustar presumir de cifras y de grandes éxitos en la lucha contra el fraude; no hay más que ver cómo sacan pecho con lo del modelo 720, incluso negándose a acatar las peticiones de Bruselas en relación a las desproporcionadas sanciones que se están aplicando. Pero parece que lo de Bruselas no va con nuestra Hacienda y seguramente tendremos que esperar a que Bruselas se decida a llevar el asunto ante el Tribunal europeo. En cualquier caso, lo que también es muy evidente es que Hacienda, cuando presume, no lo dice todo. Juega con los números y las estadísticas como haría cualquier experto en marketing a la hora de lanzar un nuevo producto o relanzar una empresa, sin tener en cuenta que decir la verdad a medias, muchas veces equivale a mentir. Y lo cierto, lo tremendamente cierto, es que por mucho que presuman de que consiguen grandes éxitos cuando «luchan» (permítanme el entrecomillado) contra el fraude, sigue habiendo una enorme impunidad fiscal que se les escapa.

¿Quién ha denunciado que existe impunidad fiscal?


Han sido los técnicos de Hacienda (Gestha) quienes han denunciado que el director de la AEAT, don Santiago Menéndez, ha estado ocultando información sobre la lucha antifraude.
En el año 2016, los resultados positivos de la lucha contra el fraude alcanzaron únicamente el 15,7% de la evasión fiscal estimada. Eso, en cristiano, quiere decir que un 84,3% ha pasado a engrosar las cifras de la impunidad fiscal. La cifra es abrumadora: una consecución de objetivos de solo el 15,7% sería considerado por cualquier empresario como un total fracaso de su proyecto o empresa.
Pero, además, estas cifras no son algo aislado del 2016. Si calculamos la media de los años 2008 a 2015 (8 años), nos aparece una media de un 84,58 por ciento de impunidad fiscal, siempre según fuentes de GESTHA)
Lo que reclaman desde Gestha
Lo que quieren es que se haga pública la información sobre los delitos fiscales denunciados, así como de las actuaciones de los ingresos en ejecutiva y de los actos de gestión recaudatoria. Estos datos parece ser que sí se estaban publicando, pero en 2016 no se ha hecho.
Lo peor de toda esta historia es que la evolución de la deuda media de los años 2012 a 2014 evidencia que «la AEAT ha decidido reforzar la investigación de contribuyentes de escasos recursos».
Ramón Cerdá