Podemos abre la puerta a apoyar "procesos" ciudadanos en las municipales, sin "obsesión fetichista" por sus siglas

Podemos abre la puerta a apoyar "procesos" ciudadanos en las municipales, sin "obsesión fetichista" por sus siglas


Pablo Iglesias en la presentación de un libro
Foto: EUROPA PRESS

Iglesias dice que mantendrán un mecanismo "asambleario puro" y que tienen un programa que puede "aplicarse en tres meses"

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -
   El líder de Podemos, Pablo Iglesias, cree que en las elecciones municipales de 2015 su formación no debe actuar como un partido convencional, sino tal vez "apoyar y empujar humildemente" procesos "ciudadanos" que vayan surgiendo, sin tener una "obsesión fetichista" por colocar sus siglas en todas partes".
   "Lo fundamental en política no son las siglas que se ponen sobre la mesa ni la oferta en términos de mercado electoral sino cuál es la iniciativa que en cada momento sirve para movilizar la ilusión y el deseo de cambio", ha dicho en una entrevista en la Ser recogida por Europa Press. A su juicio, las municipales son una cita "suficientemente compleja" como para escuchar lo que dice la gente en cada sitio.
   Eso sí, ha dejado claro que la presencia de Podemos en las municipales será uno de los asuntos que tendrá que debatir la formación en su asamblea ciudadana de octubre para consolidar el movimiento que nació pocos mes antes de las elecciones europeas.
   Además, ha garantizado que en ese proceso Podemos va a mantener un "mecanismo asambleario puro", donde puedan participar todos, también a través de las redes sociales. "Sólo habrá cambio si la gente hace política, si no, te roban la democracia, los derechos, y si me apuras hasta la cartera", ha dicho, y ha criticado a quienes esperan que los congresos de los partidos sean "como los del PP" o los del "Partido Comunista Búlgaro".
   Iglesias no ha aclarado si aspirará a ser diputado en el Congreso en las próximas generales --"no toca discutir eso ahora"--, porque ha dicho querer centrarse en su trabajo en la Eurocámara. De la institución europea, ha dicho que lo que más le ha sorprendido es "la cantidad de recursos que hay" a disposición de los eurodiputados, que hasta le "ofende un poco".
   Iglesias ha querido desmarcarse de otros partidos presentes en ella que, al igual que Podemos, utilizan con frecuencia el término "casta" en sus discursos. Sobre el Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo, ha dicho que algunos de sus miembros dicen cosas muy sensatas y no entiende como se han unido a partidos xenófobos en el grupo Europa de la Libertad y la Democracia.

MARINE LE PEN Y BEPPE GRILLO

   Sobre la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, Iglesias ha subrayado que él considera el antifascismo como "el pricipal patrimonio europeo". Sin embargo, aunque no le guste cree que Le Pen "ha entendido las contradicciones y ha señalado algo que es un problema", mientras "otros sectores de la izquierda siguen operando en claves que les condenan a ser subalternos y a ser una minoría".
   Así, ha pedido recordar lo sucedido en los años 30 en Europa y, teniéndolo en mente, "construir instrumentos políticos que sirvan para cambiar las cosas", porque si no lo hará la extrema derecha.

LA IZQUIERDA HABLABA Y LA GENTE NO LES ENTENDÍA

   El eurodiputado ha lanzado otro mensaje a los partidos de izquierda tradicional cuando ha defendido que un líder debe ser un "dispositivo de comunicación" y hacer un "gran esfuerzo" para que la gente entienda su mensaje: "Uno de los problemas más terribles de la izquierda es que hablaba y la gente no les entendía".
   Iglesias se ha definido como de izquierdas, pero cree que el debate entre derecha e izquierda a veces es de "trileros" porque PSOE y PP han coincidido en sus políticas. Por eso, defiende que hay una "mayoría social de ciudadanos que pueden tener valores diferentes" que quiere "cosas muy normales", como una "sanidad y una educación decentes" y que "si le preguntas si el Estado tiene que rescatar bancos o familias no tiene dudas".

UN PROGRAMA QUE SE PUEDE APLICAR EN TRES MESES

   En todo caso, ha recalcado que hay medidas como una reforma fiscal justa y que combata el fraude, el acabar con las puertas giratorias entre gobiernos y consejos de administración de grandes empresas, dación en pago, incluso retroactiva, y acabar con los desahucios son medidas que tienen mucho consenso. "Tenemos un programa que se puede aplicar en tres meses, no a largo plazo", ha dicho.
   Iglesias ha reconocido que se endeudaría si fuera necesario para cuadrar un presupuesto público --"como si una familia tiene que pedir un crédito para llenar la nevera"--, pero ha defendido que el problema es el fraude fiscal y que, en todo caso, si España está endeudada "ha sido para rescatar a las entidades responsables de la crisis, no para rescatar familias".
   Según su análisis, faltan inspectores de Hacienda para encontrar todo el dinero que no tributa y que, si apareciese, la relación entre lo que ingresa y lo que gasta el Estado sería "perfectamente razonable".
   El eurodiputado, que ha propuesto una auditoría para ver qué deuda es ilegítima y quitar las comisiones en los cajeros automáticos, defiende que la deuda se financia "en los mercados y apostando por un modelo productivo que no se fundamente en pelotazos urbanísticos", sino en fomentar la I+D y la industria, y con una educación pública de calidad.

"ENVIDIA TREMENDA DE ECUADOR"

   Así, ha dicho que le da una "envidia tremenda" un país como Ecuador, que ofrece "salidas laborales excelentes a doctores españoles", porque está haciendo "cosas razonables" como apostar por la I+D y no "hacer que emigren los mejores jóvenes", a pesar de que partía de unas estructuras eocnómicas peores que las de España.
   Preguntado si para reactivar la economía el optaría por un modelo keynesiano de inversión pública o por uno marxista de nacionalización de los medfios de producción, ha opinado que "Keynes sirve bastante" y que, además, políticas keynesianas son las que se pueden hacer "en este momento", aunque a él le gustaría "una sociedad más justa en la que on haya alguien con 18 cuastos de baño y otros a quienes se los comen las moscas