¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

CASO PUJOL, DENUNCIA ADMITIDA

CASO PUJOL, DENUNCIA ADMITIDA

Rafael del Barco Carreras


Barcelona 1-08-2014. Confesando una mentira, la herencia, ha destapado su total corrupción, su perversión. Bromeando diría que su abogado defensor debería alegar “trastorno mental permanente” u obsesivo-compulsivo con fijación por el dinero. Quizá hereditario, o creado  por la figura paterna de la que no heredó nada.

A Artur Mas “le da pena”. “¿Tú también Brutus, hijo mío?”. Aunque presumo no sea una puñalada trapera sino un acto más del esquizofrénico drama.  Hace diez años, cuando con buen criterio no se presentó a las elecciones, eligiendo a Artur para liderar su rentable mesianismo catalanista, sabía que la Corrupción (con mayúsculas) le arrastraría, perdiendo las elecciones, dando paso a sus socios de correrías, la sociovergencia; la banda de Narcís Serra.

Ni en la peor de mis elucubraciones imaginé que en unos meses procesarían a uno y a otro, destapándose el más infecto proceso degenerativo político-financiero de Europa: 34 años de continuado expolio hasta la quiebra fraudulenta de todas las instituciones públicas catalanas; decenas de miles de millones de euros robados a los catalanes y al Estado.

Cuando de sobras convencido leía su subvencionado Centre d´Estudis, del que he comentado suficiente en LA GRAN CORRUPCIÓN, no me cabía duda que sus hijos naturales y políticos le habían sentado en su caballo, como al Cid, y a tizonazos tras sus banderas y nueva religión catalanista, seguían ganando dinero, además de enchufar a la tercera o cuarta generación de familiares e íntimos. Su  calendario de actos, con presidencia y discursos incluidos, era imposible para un hombre de 84 años por muy bien amueblado que pareciera tener el cerebro, y cuerpo en general.

Hasta el idealista catalanismo de izquierdas se alinearía junto a sus banderas para la conquista de los Paisos Catalans y entierro de todo sumario abierto por los ladrones madrileños. Que por cierto, banderas que pueden vencer con renovado empuje. 

Cuando procesaron a Narcís Serra me felicitaron con aquello de que casi todos los cadáveres que habían arruinado mi vida ya habían pasado ante mi puerta. He de confesar que no me consuela. Yo he sobrevivido ¡qué ya es mucho!, pero he visto demasiadas desgracias en mi entorno causadas por la desaforada y patológica ambición de un reducido pero poderosísimo e impune grupo. Si alguna de las víctimas consiguieron que se condenara a Pique Vidal y Pascual Estevill, o a Rafael Jiménez de Parga y al banquero Alfredo Sáenz Abad, ahora los esquilmados catalanes deberían condenar a quienes han arrastrado por el fango a Cataluña.

Ante la mansión en la Cerdaña francesa ayer se me ocurrió:

“La Vanguardia revela que l'expresident es refugia en una casa del seu fill a la Catalunya Nord”

 Más que de una "casa" se trata de una mansión-palacete. Convenía casa a pocos kilómetros de la frontera por si a algún juez se le ocurría cumplir con su obligación ordenando su detención por chorizo.


El juez Luís Pascual Estevill (mi por desgracia ex abogado) se vanagloriaba de visitarle en tan exclusivo "nido del águila". Allí compensarían entre cuentas suizas las extorsiones y chantajes con Piqué Vidal... y La Modelo de argumento disuasorio y terrorífico. Amorales sin freno... "mafia" dictaría un juez neoyorquino a favor de una de las abundantes víctimas...

!Y no se pagaba únicamente por la LIBERTAD!, sino por simples permisos de HORAS, de lo que doy fe, y si es necesario PRUEBAS, que por muy personales prefiero llevármelas al cementerio. ¡Ya hace más de veinte años!, aunque opino que semejantes delitos no debieran prescribir por tratarse de CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD...


 El viejo argumento de "alarma social" usado por fiscalía y abogados acusadores , en desuso porque la sociedad se halla en estado de alarma  permanente, se debería aplicar contundentemente. Puedo asegurar que ni el proceso independentista ha alarmado tanto en la Calle como la absoluta corrupción del Clan Pujol. La Calle, o esos cuatro o cinco millones de catalanes ajenos al proceso independentista, expulsados de la Democracia, se mostraba incrédula ante un proceso que le parecía imposible, pero desde el viernes pasado las conversaciones sobre Pujol se pasean por aceras y locales públicos.  

Y aplicar la “alarma social” conlleva detener a Pujol, o alguno de su Clan, por riesgo de fuga, destrucción o alterar pruebas, fortunas y residencias en varios países, enriquecimiento ilícito, prevaricación, chantajes, banda organizada… etc.etc.


 

LA VOZ CHANNEL